200 años de la Consumación de la Independencia

200 años de la Consumación de la Independencia

Comparte con tus amigos










Submit

ASESINATO DE MADERO Y PINO SUÁREZ

Siguiendo con las fechas históricas del México Independiente en estos 200 años de esa epopeya, un 22 de febrero de 1913, unos 92 años desde el 1821, fueron asesinados Francisco I. Madero, presidente de la República y José María Pino Suárez, vicepresidente.

Un hecho lamentable para la historia de México. A partir de la traición de un general “fiel” a Madero, Victoriano Huerta -que murió en su cama desterrado-, y la instigación del embajador de los Estados Unidos, Henry Lane Wilson, para derrocar al presidente que venció a Porfirio Díaz en las elecciones. Huerta, un hombre sin escrúpulos, ambicioso, megalómano. En la embajada yanqui se pactó que se entregara la presidencia al traidor de Huerta y se derrocara a Madero.

Cuando en 1973 se dio la traición de Augusto Pinochet contra Salvador Allende, todos recordamos esa misma infamia en México del chacal Huerta.

La “Decena Trágica,” así son conocidos esos diez días de combates que sostuvieron las fuerzas del gobierno maderista con los rebeldes dirigidos por Félix Díaz, sobrino de Porfirio y Bernardo Reyes, se atrincheraron en la Ciudadela, muchas colonias de la Ciudad de México resultaron dañadas por los bombardeos de ambos. Y la gente no salió a defender a su prócer.

Todo empezó el 9 de febrero con el fallido intento rebelde de tomar Palacio Nacional donde murió Bernardo Reyes, y concluyó el 18, con la traición de Huerta y la aprehensión del presidente y vicepresidente. Ahí en Palacio Nacional, durmieron presos y fueron llevados por la noche a Lecumberri, la penitenciaría recién inaugurada por Porfirio Díaz, donde antes de entrar fueron asesinados con la odiosa práctica de la “ley fuga”. Francisco Cárdenas era el nombre del asesino material, dos balazos en la cabeza por detrás. Rafael Pimienta fue el asesino de Pino Suárez con su carabina. En la parte posterior del ahora Archivo de la Nación esta una placa recordando ese hecho.

Dato curioso, a Aureliano Blanquet le ordenó Huerta que fuera el encargado de aprehender a Madero y Pino Suárez y él de joven fue el que le dio el tiro de gracia a Maximiliano.

Madero había desarmado a los revolucionarios, entregándose ilusamente al Ejército existente, conformado en su mayoría por exporfiristas y con influencia de Bernardo Reyes y Félix Díaz y mando real de Huerta.

Desde noviembre de 1911 Madero tuvo un gobierno manchado por la desconfianza, la suspicacia y la inestabilidad, en el cual los restos del naufragio porfirista se negaban a desaparecer y la vieja clase política se negaba a dar paso a lo nuevo. Nunca hizo las paces con Emiliano Zapata.

Gustavo Madero era más realista, le dijo que era un error nombrar a Huerta jefe del Ejército. Y Madero dijo en esos días: “Tenemos que ganar porque representamos el bien”. Qué iluso era Madero. Subordinó a Felipe Ángeles a Huerta quitándole fuerza a los leales.

Gustavo descubrió que Huerta se reunía con Félix Díaz, jefe de la insurrección en la pastelería El Globo. Madero confió en la palabra de Huerta y ahí se selló la vida de los dos hermanos. Gustavo murió torturado espantosamente en la Ciudadela.

Ya presos firmaron su renuncia pedida por Pedro Lascuráin, que fue presidente por 45 minutos, y luego le pasó el poder a Huerta. Engañó a los mártires diciéndoles que serían respetadas sus vidas hasta llegar a Cuba.

Hay que señalar que Manuel Márquez Sterling, embajador de Cuba, trato de salvar la vida de los dos. Incluso se quedó a dormir con ellos en Palacio.

“Huerta quería construir un régimen nuevo, propio, de corte militar, que reencauzara al país en el camino del orden y el progreso”. Cabe decir que solo Coahuila, Sonora y Chihuahua no reconocieron a Huerta. Y que fue el gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, quien encabezó la lucha contra Huerta.

El nuevo presidente de EUA, Woodrow Wilson, desconoció al gobierno usurpador y con ello cayó.

Él pasó a la historia como traidor asesino y Madero y Pino Suárez como héroes de la Revolución Mexicana.

Comparte con tus amigos










Submit