30 millones de dólares

30 millones de dólares

Comparte con tus amigos










Submit

México quiere aplicar un plan de desarrollo en Guatemala, Honduras y El Salvador, piensa donar 100 millones de dólares, así lo informó Marcelo Ebrard el pasado 21 de junio. Sembrado arbolitos es la meta. Ebrard informó que se tienen 2 mil millones de pesos en el Fondo Yucatán y mejor que nos sirvan en Centroamérica. Claro no pensó en La Montaña de Guerrero, Oaxaca y Chiapas. Aunque sean para sembrar arbolitos frutales y maderables. AMLO, presidente de México y Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ya sembraron dos en Tapachula.

Aún no reparten los recursos de las becas a los jóvenes y estudiantes, adultos mayores, madres solteras, etc. y ya están mandando 30 millones a El Salvador.

El gobierno de México hizo un “acuerdo informal” con Estados Unidos para aplicar de forma más sistemática y cuidadosa nuestras leyes y evitar los “abusos” en que han incurrido los migrantes que cruzan por nuestro país, así lo dijo el pasado 24 de junio Jesús Seade subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte. Para evitar los aranceles se cayó en la ignominia de aplicar lo que Trump dictó: aplicar una política más enérgica para evitar estos problemas que causan los miles de centroamericanos que entran por la frontera sur. Y acá se pensó dar 30 millones a El Salvado y 70 millones a los otros dos países. En serio, ¿con esto piensan aplacar la migración?

La foto del padre e hijo a su lado, muertos por intentar cruzar el Río Bravo, es la definición del fracaso de una política populista cuando a principios de año el presidente abrió la frontera que ahora tiene que cerrar a fuerza. 4500 efectivos están en la ruta de Chetumal a Tapachula, 6500 en la línea sur al Istmo de Tehuantepec. Son de las Fuerzas Armadas, Guardia Nacional y Policía Federal, a las que llamaron fifís.

“El plan sembrando vidas,” que es sembrar millones de arbolitos, ocupar la mano de obra de los salvadoreños y con eso frenar la migración. AJA, los arbolitos los está creando Alfonso Romo de sus sembradíos que tiene en Chiapas y que ya le enseñó a Andrés Manuel López Obrador antes de que tomara protesta.

O sea negocio, 30 millones de dólares donados a ese país y con esos dólares se le comprará al jefe de oficina Romo y los sembrarán en El Salvador. Reforestar cuencas hidrográficas, reforestar montañas y ayudará a que mejore el clima, así lo dijo el embajador en México, Carlos Enrique Cáceres Chávez. Sembrar árboles frutales y maderables.

¿De dónde saldrán esos 30 millones de dólares?, ¿de qué partida?, ¿a qué programa se les quitará?, porque de la venta del avión presidencial ya no queda mucho. Ya se repartió. Esos 30 no fueron aprobados por el Poder Legislativo, no está en el Presupuesto de Egresos del 2019. O sea van a caer en la ilegalidad, los recursos no se manejan al gusto del presidente, de Hacienda, del gabinete. Se dice que serán del fondo de infraestructura para países de Mesoamérica y el Caribe que aprobó Enrique Peña Nieto, ahí sí Peña no es malo.

Candil de la calle y oscuridad…

Comparte con tus amigos










Submit