Fueron 500 toneladas las que saquearon los campesinos en Tixtla

Fueron 500 toneladas las que saquearon los campesinos en Tixtla

Comparte con tus amigos










Submit

Servidores de la Nación informaron que el hecho fue reportado a las autoridades de Ciudad de México


GUERRERO.- Servidores de la Nación de Tixtla denunciaron que habitantes de comunidades y presuntos campesinos de la cabecera saquearon 500 toneladas de fertilizante de las bodegas durante la mañana del sábado. Agregaron que se tuvieron que ir porque la gente estaba muy agresiva e intolerante.

Dieron a conocer que en las bodegas había poco más de 500 toneladas del insumo, con lo cual se terminaba de repartir a todos los que estaban en el padrón y después correspondería atender a los productores que tenían algún problema o no aparecieron en la lista para analizar la manera de brindarles la ayuda.

“Pero los señores no entendieron, además de que llegaron en un plan muy agresivo y, ante esa situación, no nos quedó de otra que retirarnos del lugar”, compartieron.

Por su parte, Miguel Ángel Vargas, uno de los servidores de la Nación, explicó que la molestia que hubo por parte de los campesinos fue que muchos no comprobaron su documentación o no estaba dictaminada por los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader), pues comunicaron que las listas las iban a mandar después de las 11:00 horas, pero los agricultores no quisieron esperar.

Miguel Ángel Vargas sostuvo que trataron de solucionar el conflicto, propusieron que les permitieran terminar de repartir o alistaran su documentación, “pero no quisieron, fue la desesperación de que muchos no salieron en las listas”.

Por otro lado, los servidores de la Nación señalaron que reportaron a las autoridades de Ciudad México el saqueo ocurrido. Otra situación que llamó la atención fue la presencia de comisarios de algunas comunidades, quienes no sabían si ayudar a saquear o repartir el fertilizante de acuerdo con sus listas.

“Eso no lo sabemos, lo que sí era cierto es que en el transcurso de las horas les iban a informar y, ante eso, a ellos solamente les tocaba levantar el reporte y esperar que hubiera prudencia en la gente y se detuviera la situación”, comentaron.

Por último, recordaron que los habitantes de las comunidades y de la cabecera municipal llegaron alrededor de las 10:00 horas a las bodegas que están en el mercado y empezaron a sacar el abono aproximadamente a las 11:30 para después repartirlo.

Cabe señalar que, cuando llegaron algunos reporteros, los campesinos empezaron a amenazarlos con quitarles sus cámaras, ya que no querían fotos. También advirtieron “pobre de aquel que tome imágenes”, porque los iban a mandar golpear con los amigos.

Comparte con tus amigos










Submit