59 años de la UAGro

59 años de la UAGro

Comparte con tus amigos










Submit

La Universidad Autónoma de Guerrero cumplió 59 años de comenzar un movimiento en el que se confirmaría como institución, en la que se ofrecieran carreras universitarias y se expidiera título universitario. A partir del cambio del Colegio del Estado a Universidad Autónoma habían quedado varios asuntos pendientes, por lo que el 21 de octubre de 1960 se inicia una lucha por colocarse como el referente educativo y de formación de la entidad y en esa lucha pasarían varias fases.

De 1960 a la fecha, la Universidad Autónoma de Guerrero ha pasado por varios procesos, muchos de ellos dolorosos, que han culminado con la que actualmente tenemos y que está colocada entre las 20 mejores instituciones de educación superior del país bajo la conducción del rector Javier Saldaña Almazán.

En todos los procesos por los que ha pasado la universidad ha estado presente una lucha, que se ha manifestado de diferentes formas; algunas de ellas, con saldos de sangre, como es la defensa de la autonomía universitaria y por el subsidio para el funcionamiento y el cumplimiento de sus tareas sustantivas, como son la docencia, la extensión y la vinculación con la sociedad.

En algunos momentos de la historia universitaria, el adversario a vencer fue el Gobierno del Estado, en otras el Gobierno federal y en otras las propias luchas al interior, en las que los diferentes grupos políticos se disputaron el poder y funcionaron como caballos de Troya precisamente de los gobiernos con tal de disminuir la presencia de la izquierda en la institución.

A partir de 1960, la lucha fue por la autonomía universitaria, el aumento de subsidio y profesores con perfil universitario. Esa década también se dedicó a la lucha entre los cuadros priistas que servían al Gobierno estatal y al movimiento de izquierda universitaria, que encabezaba el movimiento popular que derrocó al gobernador Raúl Caballero Aburto.

En la década de los 70 se crearon nuevas carreras universitarias, pero también se siguió peleando por el incremento del subsidio universitario mientras que el movimiento social guerrerense, que se radicalizó en guerrillas, recibió el respaldo de universitarios.

Esa fue la tónica de esos años hasta a mediados de los 80, cuando la UAGro recibió el más duro ataque que sacó a todos la comunidad de las aulas: el retiro del financiamiento del Gobierno federal para el funcionamiento de la institución.

Entre el 83 y el 84, la universidad se vio en una crisis económica por la falta de los recursos que el gobierno se negaba a entregar. Las marchas a Ciudad de México fueron multitudinarias en exigencia del dinero y ellas recibieron el más amplio respaldo de la sociedad.

Entre mediados de los 80 y hasta 2000, la pelea en la universidad solo era principalmente entre los grupos universitarios que se disputaron el poder, pero ya el Gobierno estatal solo intervenía para resolver esos conflictos; de tal manera que a los perdedores, para que reconocieran sus derrotas, les otorgaban cargos dentro del organigrama gubernamental, principalmente en el área de la educación.

Es a mediados del nuevo milenio cuando la universidad comienza a estabilizarse al interior y al exterior. El crecimiento y la estabilidad más considerable se logra a partir de la rectoría de Javier Saldaña Almazán; no solo crece el número de carreras, sino que también el número de estudiantes que puede salir a realizar estancias de investigación a otras universidades del país y del extranjero; se incrementa el número de profesores investigadores reconocidos por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

De tal manera que los 59 años de la autonomía universitaria se conmemoran en un ambiente completamente diferente al de las décadas pasadas con el único problema que persiste: el financiamiento para realizar sus funciones sin sobresaltos de dinero.

Comparte con tus amigos










Submit