Acude familia Lebarón al funeral de los dos niños asesinados en Cocula

Acude familia Lebarón al funeral de los dos niños asesinados en Cocula

Comparte con tus amigos










Submit

GUERRERO.- Adrián, Bryan y Julián LeBarón  acompañaron este lunes por la tarde, en la comunidad de Tomás Gómez, a los familiares de los niños Adilene  y Alexis, de 13 y 16 años de edad, quienes fueron asesinados a balazos la noche del domingo y hoy fueron sepultados en el panteón de ese pueblo.

Pedro, padre de los menores ultimados, relató que ese día de los hechos (el pasado domingo 9) él había recogido en su auto Nissan, tipo Tsuru blanco, sin placas, a sus hijos en un punto sobre la carretera Iguala-Cocula, en donde acababan de vender tacos, para traerlos de regreso a su domicilio en la comunidad de Tomás Gómez.

De pronto los interceptó una motocicleta en la que se movían dos hombres jóvenes, mismos que se bajaron de ese vehículo y de inmediato accionaron sus pistolas en contra de Adilene y Alexis.

Entrevistado en el patio de su casa, don Pedro pidió castigo para las personas que asesinaron a sus dos hijos.

Adilene, cursaba el segundo año de secundaria. Alexis no estudiaba y se dedicaba a vender antojitos en las calles.

Don Pedro recuerda que su hijo dejó de estudiar hace dos años cuando sufrió un accidente en la comunidad de El Nuevo Balsas.

Contó que en ese entonces su hijo se dedicaba a vender pollo frito y en esa ocasión fue a entregar un pedido, pero durante el camino fue embestido por una combi del transporte público.

“Por ese accidente mi hijo perdió la pierna izquierda y con apoyo de la gente se le compró una prótesis para que caminara”, señala.

“Lo único que quiero es de que se haga justicia”, externó el papá de los dos menores.

Durante los funerales, los padres y demás familiares de los dos menores asesinados recibieron la visita de los hermanos Adrián, Bryan y Julián LeBarón, quienes les dieron sus condolencias y colocaron una ofrenda floral en los dos ataúdes blancos donde estaban los cuerpos de Adilene y Alexis.

Doña Vicenta, madre de los dos, rompió en llanto cuando fue abrazada por los tres hermanos LeBarón.

“Ay, mis niños, mis bebés, mis hijos ya no están, ya se van”, decía la madre de los dos menores.

Un niño de ocho años y otra de siete, quienes también son hijos de Vicenta y Pedro, se acercaron y también empezaron a llorar.

Los dos fueron abrazados por Shalom, la esposa de Adrián LeBarón.

“Esto no debió de haber pasado”, dijo la esposa de Adrián cuando observaba de cerca los dos ataúdes blancos.

Adrián LeBarón denunció que él se comunicó con funcionarios de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAD) para que se trasladaran a Tomás Gómez y les brindaran atención jurídica a los familiares de los dos menores.

“Aquí no veo a nadie de los de la CEAD, esto no puede ser, entonces ¿qué es lo que hacen?”, preguntó sumamente enojado Adrián LeBarón.

Los cuerpos de los pequeños asesinados fueron velados en el domicilio de la familia, en la calle Plutarco Elías Calles, en la comunidad de Tomás Gómez, poblado que está a menos de dos kilómetros de la cabecera municipal de Cocula.

El asesinato de los dos menores de edad ocurrió a unos 500 metros de donde está un retén de la Policía Comunitaria “Tecampanera”.

Tras los hechos de violencia registrados en esta comunidad, este martes al mediodía la Secretaría de Seguridad estatal y tránsito municipal de Iguala instalaron un retén de revisión en el entronque hacia Cocula.

Pero la revisión que hacían los agentes era especialmente a las personas que circulaban en motocicletas.

Los hermanos LeBarón llegaron a los funerales luego de que realizaron un recorrido por el tiradero de basura de Cocula, en donde según la ex Procuraduría General de la República (PGR), fueron incinerados los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre del 2014.

A las 16:00 horas de este martes, los dos menores de edad fueron sepultados en el panteón de la comunidad de Tomás Gómez.

Los Lebarón son una familia que ha alcanzado una fuerte notoriedad tras su exigencia de justicia por el asesinato de nueve de sus integrantes, entre ellos, tres adultos y seis menores de edad, en hechos ocurridos en el municipio de Bvispe, en los límites de Chihuahua y Sonora, en noviembre del 2019. En ese ataque, hubo siete menores rescatados, cuatro de ellos lesionados. IRZA

Comparte con tus amigos










Submit