Alemania ofrece empleo a extranjeros

Alemania ofrece empleo a extranjeros

Comparte con tus amigos










Submit

Ha sido la jugada más reciente de la canciller alemana Angela Merkel tras atender las cifras demográficas de su país y contrastar la situación del mercado laboral teutón: hace falta mano de obra cualificada, no nada más técnica, sino también profesional.

La decisión anunciada —tras un largo consenso entre los diversos agentes económicos— surge de la necesidad de atender a los sectores productivos que ven en riesgo su futuro inmediato.

En este cambio de ciclo demográfico en prácticamente toda Europa, solo los países nórdicos y Alemania han tomado conciencia de que la viabilidad de sus respectivos países pasa por una expansión demográfica… el riesgo de quiebra del sistema de pensiones es real.

La economía alemana requiere un millón 400 mil trabajadores en diversos sectores para los próximos tres años; sucede de manera inminente y urgente, hacen falta personas que trabajen en enfermería, en otras áreas del sector salud. En transporte público también hay un enorme déficit en vacantes; se trata de cubrir plazas como inspectores de transporte y conductores.

El sector tecnológico, el industrial, el de la construcción, el de la industria manufacturera, en casi todos los sectores, se requiere mano de obra y personal cualificado.

Lo más interesante es que Merkel ha decidido expandir el abanico de opciones para encontrar mano de obra: Alemania abre las puertas a personas de otros países que no provengan de la Unión Europea (UE).

El único requisito es hablar alemán y tener un profesión técnica o una carrera universitaria aunque la principal oferta laboral se encuentra en las profesiones técnicas.

Recordemos que en la gravísima crisis de refugiados de Siria fue precisamente Merkel quien se pronunció a favor de aceptar a miles de sirios llegados a las costas europeas huyendo de la guerra intestina de su país; muchos sirios, formados y que dejaron sus puestos de trabajo o incluso sus empresas para salvarse a ellos mismos y a sus respectivas familias.

Alemania propuso entonces una repartición entre los 28 miembros de la UE, un reparto por cupos, debido a que su economía se convirtió en uno de los principales objetivos a alcanzar por parte de los sirios con el objetivo de solicitar el carácter de refugiados o asilados.

Esta intención del reparto, considerando que al país de los paisajes bávaros llegaron casi 800 mil sirios, fracasó estrepitosamente y de hecho fue el lubricante del Brexit que el entonces primer ministro británico David Cameron planteó en un referéndum a los británicos el 23 de junio de 2016.

Y como Reino Unido, casi todos los países miembros de la UE se opusieron a abrirle las puertas a los sirios, a tal grado que el Consejo Europeo acordó pagarle a Turquía seis mil millones de euros con tal de que el gobierno de Recep Tayyipp Erodgan contuviera en la nación turca a 3.7 millones de sirios.

Hubo imágenes muy feas de cómo en otros países de Europa del Este trataron a los solicitantes de refugio; lo vimos con Hungría, Polonia, República Checa…

A COLACIÓN

De esta apertura a nuevas contrataciones de personas que no pertenezcan a la UE, me parece interesante que Alemania permitirá seis meses de plazo para quienes entren a solicitar alguna vacante.

Con la situación demográfica alicaída en prácticamente toda Europa, la economía germana, considerada la locomotora de la UE, sabe que requiere echar mano de gente venida más allá del viejo continente. No será óbice para las nuevas contrataciones la desaceleración del PIB germano, que este año podría cerrar en 0.4 % y en 2020 en 0.5 por ciento.

Si alguno de mis lectores habla alemán y quiere cambiar de aires fuera de México, se abre una enorme ventana de oportunidades en Alemania. Mi mayor consejo es que empiecen a buscar vacantes por internet, envíen su currículo y se pongan en contacto con la Embajada de Alemania en México. ¡Mucha suerte!

Comparte con tus amigos










Submit