Alternancia pactada

Alternancia pactada

Comparte con tus amigos










Submit

Se ha reconfigurado el poder en Guerrero, producto, entre otras cosas, de la alternancia del mismo a nivel nacional hace tres años. Y son grupos de poder no de partidos, estos últimos son requisito para arribar al poder, pero, una vez ganado en las urnas e instalado el gobernante pueden tomar las decisiones que deseen.

Así se consolidaron grupos de poder con aliados sindicales y organizaciones civiles previo a la década de los noventa. Incluso la oposición tuvo espacios en el gobierno. La coexistencia era necesaria, la cooptación de liderazgos fue importante. Los opositores arribaron a espacios de poder y curiosamente terminaron imitando lo que tanto criticaban y la alternancia en el poder desde hace dos décadas es ya una realidad en nuestro país.

A nivel estatal también ha habido alternancia en el poder, y necesitan aliados, personajes políticos que hayan dado resultados en otro momento, aunque eso no les agrade a los ciudadanos que apostaron por un cambio.

La mayoría de los votantes espera que los gobiernos entrantes solucionen los añejos problemas de saqueo y reacomodo de personal y saturación del mismo en el gobierno, “traen a su gente”, dicen los que saben. Y ese es el primer error. Y ya se observa en algunos ayuntamientos que los que se fueron dejaron personal de confianza que logró basificar, porque pareciera que consideraron que los ayuntamientos eran agencias de colocación o de contratación, por eso se dio otra vez la alternancia, pero si los que han comenzado a gobernar caminan en esa misma ruta, en tres años la ciudadanía emitirá un juicio de valor en las urnas.

Los gobiernos entrantes sabían las condiciones en las que recibían las arcas locales, por ello es que, lo que los ciudadanos esperan son soluciones prácticas a los añejos problemas, falta de agua potable en los hogares, una eficiente recolección de basura, no más bloqueos, oportunidades de empleo o de acceso a programas de emprendimiento, apoyos para subsistir y no justificaciones a la inoperancia como ya está ocurriendo.

Si los gobiernos locales continúan las prácticas de los anteriores servidores públicos, acomodando amigos en los diferentes espacios de poder, haciendo lo mismo que hicieron sus antecesores, justificando su inoperancia en las administraciones pasadas, y solo amenazando pero no procediendo jurídicamente contra los defraudadores, entonces las cosas dan la apariencia que nada cambió.

Los gobernantes no pueden ejercer el poder y la administración pública solo con discursos o narrativas de antagonismo. Y más cuando el gabinete está integrado por los grupos de poder que siempre han estado en el gobierno, porque si de algo pueden estar seguros los gobernantes en turno es que la alternancia pactada es la vía de transición pacífica del poder entre los grupos gobernantes, sean del color que sean. Si no, al tiempo.

Comparte con tus amigos










Submit