AMLO, ¿tras la fortuna del Chapo?

AMLO, ¿tras la fortuna del Chapo?

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver… Y cuando se creyó que no había más pifias gubernamentales, Andrés Manuel López Obrador se dobló ante María Consuelo Loera Pérez, mamá del narcotraficante Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, quien confesó haber asesinado a unas tres mil personas en su larga carrera criminal, lo que le valió que la justicia lo condenara a cadena perpetua. ¡Imagínense!

En efecto, tras ser entregado por el gobierno de Enrique Peña Nieto a un tribunal de Nueva York el 20 de enero de 2017, luego de romperse el pacto de impunidad, el Chapo Guzmán libró un juicio que inició el 5 de noviembre de 2018 y concluyó el 12 de febrero de 2019, siendo sentenciado el 17 de julio de 2019, para estar bajo las sombras hasta su muerte.

El 14 de febrero de 2019, dos días después de haber concluido el juicio a Guzmán Loera, su mamá, María Consuelo, entregó, en Badiraguato, Sinaloa, una carta al presidente López Obrador donde suplica que su hijo Joaquín “sea repatriado a México”.

Solicitó también su intervención para que le otorgaran “visas humanitarias” a su persona y a sus hijas Armida y Bernarda Guzmán Loera para visitarlo en el Centro Correccional Metropolitano, en Nueva York. E

mpero, detrás de esa inocente petición de una madre afligida por su hijo sentenciado a cadena perpetua, hay lodo de fondo.

En un hecho de “fuera máscaras”, Andrés Manuel viajó otra vez a Badiraguato aprovechando el cumpleaños de Ovidio Guzmán, sí, aquel que dejó en libertad en el famoso culiacanazo, a dizque supervisar la construcción de una carretera y saludar de mano a la mamá del Chapo Guzmán en una reunión previamente pactada tras una comilona con gente identificada con el Cártel de Sinaloa.

—“No te bajes, no te bajes… Ya recibí tu carta”—, le espetó en la cara.

La misiva, la segunda, fechada apenas el pasado 20 de marzo de 2020, firmada nuevamente por la señora María Consuelo Loera Pérez, dice “ESTIMADO HERMANO EN CRISTO”. Este es el saludo entre evangélicos. ¿La mamá del Chapo pertenece también a la misma secta evangélica de Andrés Manuel?

“EN PRIMER TERMINO DESEO AGRADESERLE SU INTERBENCION, SOBRE LA CARTA QUE LE ENTREGAMOS EN SU PRIMER VISITA A BADIRAGUATO, SINALOA EL AÑO PASADO Y DESEO INFORMARLE LO SIGUIENTE AL RESPECTO.

“NUESTROS ABOGADOS JOSE LUIS GONZALEZ MEZA Y JUAN PABLO BANDILLO ESTAN EN CONTACTO DIRECTO CON QUIENES USTED DESIGNO PARA LA REPATRIACION DE MI QUERIDO HIJO, JUAQUIN ARCHIVALDO GUZMAN LOERA.

“ES DESIR LOS SECRETARIOS DE GOBERNACION, RELACIONES EXTERIORES, SECRETARIO DE HACIENDA Y LA FISCALIA GENERAL DE LA REPUBLICA.

“NADA ME HARIA MAS FELIZ A MI Y A MI FAMILIA VERLO EN DONDE DEBE DE ESTAR EN UNA CARCEL DE MEXICO”, dice la bendita señora.

Luego que se difundió el video del saludo, López Obrador montó en cólera y arremetió contra todos, en especial contra los “conservadores” y periodistas por atreverse a cuestionarlo.

Más allá de sus exabruptos por ser visto con “las manos en la masa”, el tabasqueño lleva una misteriosa relación de confianza con la familia del Chapo, según se ve.

A ver. Tras la condena perpetua al Chapo, el siguiente paso para las autoridades mexicanas y estadounidenses fue crear una comisión binacional para ponerse de acuerdo sobre cómo se repartirán los bienes y ganancias que obtuvo el capo en sus operaciones.

Se dijo en el juicio que Joaquín Guzmán Loera cuenta con 12 mil 666 millones de dólares, de los que una parte sería ocupada para financiar el muro fronterizo, comentó Donald Trump, en tanto que Andrés Manuel López Obrador levantó la mano para reclamarlos completos.

Empero, no hay documentos que prueben la existencia de esos recursos a nombre de Guzmán Loera. No hay bienes o cuentas en el banco que den respuesta a la millonaria fortuna que se le adjudica.

Según la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), no hay registros en los que el nombre del capo, el de alguno de sus familiares u otros prestanombres aparezcan como dueños de empresas o inmuebles a pesar de que se han monitoreado sus transacciones durante una década.

Si bien hay algunos vínculos probables con empresas de lavado de dinero a través de otros narcotraficantes, pero nada a su nombre.

Un asistente del presidente López Obrador nos comentó que, más allá del pacto que pudiera haber entre este con la familia Guzmán Loera, en realidad va por la posible fortuna del Chapo; es decir, por los 12 mil 666 millones de dólares, recursos que necesita para su refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya, entre otras obras faraónicas.

Todo lo demás, que se lo lleve el Diablo, según parece. En fin, en fin, en fin.

Comparte con tus amigos










Submit