AMLO y el caldo gordo

AMLO y el caldo gordo

Comparte con tus amigos










Submit

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento a las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”. Esa es la ambigua, abstracta, vaga, imprecisa y boba pregunta que la tremenda Corte de Justicia de la Nación le autorizó a AMLO para que este pueda volcar todo su odio contra los actores políticos del pasado y mañosamente, AMLO se refiere a los últimos cinco expresidentes de México.

Nota usted, amigo lector o radioescucha que en la abstracta pregunta no se dice que debe enjuiciarse a expresidentes, sino a los actores políticos por sus decisiones tomadas en el pasado.

Nos atenemos pues a que la pregunta no habla específicamente de alguno o de algunos de esos actores políticos, estaríamos ante la posibilidad de que el propio AMLO quien solía tomar pozos petroleros y cerrar arterias principales podría figurar entre esos actores políticos, igual que Manuel Bartlett que cobra como director de la CFE y que tiene en su negro historial el San Benito de haber tirado el sistema de cómputo electoral en las elecciones presidenciales de 1988, operando facciosamente para llevar a Carlos Salinas para que usurpara la silla presidencial y sin faltar su misterioso enriquecimiento, del que AMLO no ha querido investigarlo por algunas inexplicables artes de la política como esa de “tapaos los unos a los otros”. Y sin faltar a los hermanos de López Obrador, Pío y Martín Jesús, quienes han sido exhibidos en sendos videos recibiendo dineros públicos del gobierno chiapaneco, entregados por el tristemente célebre David León Romero. Tiene razón Vicente Fox cuando pregunta: ¿También se enjuiciará a los que ponen a sus hermanos a recibir dinero ilícito?…

Por cierto, AMLO ha pegado el grito en el cielo porque nuevamente le agarraron los dedos con la puerta y la pregunta es: ¿Permitirá que sus hermanitos se vayan al Almoloya Hilton, como lo prometió en campaña electoral de que no sería tapadera de nadie de su familia…?

Pero, AMLO se hace la víctima, cuando en realidad es un simulador y mentiroso que les ha echado a los mexicanos más de 56 mil mentiras, según el politólogo Luis Estrada.

Sin embargo, la cuestión es que el próximo primero de agosto el INE deberá consultar a los mexicanos sobre el SÍ o el NO para enjuiciar a los actores políticos del pasado y AMLO deberá reunir 47 millones de votos para que sea legal ese abstracto y tramposos ejercicio político con el que solamente dividirá aún más a los mexicanos descargando todo su odio contra quienes fueron sus opositores que impedían a toda costa que el falso Mesías llegara a la Presidencia de la República. Claro que la pregunta es obvia, mis compatriotas que dicho sea de paso serán manipulados impunemente por López Obrador, dirán que sí hay que enjuiciar a los actores políticos del pasado.

Mi humilde opinión es que no le hagamos más el caldo gordo a López Obrador, quien debería dedicarse a dar resultados de gobierno y no andar gastando más de 500 millones de pesos en una abstracta y marihuanera consulta popular, en vez de comprar medicamentos para abastecer los hospitales de México y evitar que siga la mortandad de niños con cáncer y de enfermedades crónico degenerativas, como la diabetes, la hipertensión, el reumatismo, la obesidad y tal y tal. Reitero, no le hagamos el caldo gordo a AMLO que solo busca dividir al pueblo de México para perpetuarse en el poder. Allá usted si permite ser usado como vil instrumento de venganza política. info@agenciamn.com

Comparte con tus amigos










Submit