Año del triunfo, meses de críticas

Año del triunfo, meses de críticas

Comparte con tus amigos










Submit

Este primero de julio se cumple un año del triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República, en el que arrasó con su partido Morena la mayoría de los cargos que se disputaron en México en las elecciones del 2017, tanto locales como federales, en una amplia muestra de simpatía pocas veces vista con anterioridad en el país. Pero esta condición de popularidad los hizo desdeñar las críticas y descalificar-las, con el argumento de que antes no se hacían.

Nada tan fuera de la realidad, las críticas a los gobiernos de cualquiera que fuese su origen partidista siempre han estado presente, probablemente al PRI que más tiempo duró en ejercicio del poder ha concentrado las críticas, pero a diferencia de los tres últimos, el de PAN, con Felipe Calderón; el del PRI, con Enrique Peña Nieto; y este de Morena que está en funciones, se han encontrado un elemento que el resto no tenía, el acceso a Internet y las redes sociales.

Durante el periodo hegemónico del PRI, cuando los medios de comunicación estaban en su mayoría cooptados por el gobierno, el ejercicio de la crítica era en las carpas a través de la comedia, pero también con las caricaturas políticas; aunque no tenía el mismo nivel de difusión, se llegaba a conocer a través de casetes grabados o algunas películas, la misma Carmen Salinas, hoy defenestrada por su priismo, participó en esos ejercicios.

Con Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox se empezaron a crear las máscaras en que se comenzaron a caricaturizar los rostros de los presidentes como una forma de crítica y reproche a los gobernantes, el hecho de que las hordas de críticos y defensores ahora inunden las redes sociales para hacer mofa es lo que ha hecho la diferencia entre la crítica y la burla del ayer a la de ahora.

De tal manera que la supuesta ausencia de críticas que tanto manifiestan los simpatizantes de Morena de la vida antes de su partido.

Las había, que no sean como ahora es por la libertad de expresión a través de las redes sociales, cosa que no existía antes.

Otro elemento más a considerar es que la izquierda no estaba institucionalizada, hasta la contienda electoral de 1988, estaba dispersa en una sopa de letras que eran varias agrupaciones, hasta que se funda el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en que se tiene un espacio de expresión, y muchos de quienes integraron ese partido son parte de Morena.

El problema de las críticas que ahora se emiten, es de quienes antes lo hacían y creen que todos los demás ni criticaban ni protestaban, pero sí las hubo, tan hubo un malestar en contra de los gobiernos del PRI y del PAN que se votó en contra de ellos para que se fueran.

El asunto o la crítica es como tomar las condiciones en que se desarrolla el trabajo gubernamental ahora, no descalificarlas por-que para eso son los gobiernos, los de antes, los de ahora y los que vienen, los de aquí y los de fuera. Porque simple y sencillamente si no hay crítica, entonces no hay un gobierno democrático, sino uno completamente autoritario.

Comparte con tus amigos










Submit