Años veinte, ¿horizonte siniestro?

Años veinte, ¿horizonte siniestro?

Comparte con tus amigos










Submit

Empezamos los años veinte del siglo XXI. No dejamos de pensar en aquellos años veinte del siglo XX y su parecido con el inicio de esta veintena de años, aquella que derivó en una Segunda Guerra Mundial, el establecimiento del fascismo y social-nacionalismo de Adolf Hitler en Alemania y Benito Mussolini en Italia; el fascismo de Francisco Franco en España y de Antonio de Oliveira Salazar en Portugal. Una guerra interna en EUA por la prohibición de la venta de alcohol y la dictadura de Iósif Stalin a nombre del socialismo. En México, la formación del partido único de estado PNR-PMR-PRI, con la nulidad en los hechos de las libertades políticas y sociales.

En esos años nació el totalitarismo en el mundo, también influyó en países de América Latina, como en Brasil con Getúlio Vargas y Juan Domingo Perón en Argentina; y como decíamos, con el PRI, partido de Estado en México con el inicio de la dictadura perfecta.

Anastasio Somoza en Nicaragua, Fulgencio Batista en Cuba y Rafael Leónidas Trujillo en la República Dominicana. Aquellos sueños de la Revolución soviética, de la mexicana, del fin de la Primera Guerra Mundial, de los avances tecnológicos de la época, fueron sueños derrotados por la aparición de líderes totalitarios que aprovecharon las utopías y sufrimiento de la gente.

¿Podemos sacar lecciones de esa época y evitar volver a caer en las peores situaciones para la humanidad, para la gente? Parece que no.

Podemos decir que entramos a nivel mundial, nuestro continente y México, sin esperanza. Claro que la humanidad ha pasado peores momentos, pero al inicio de esta década se ve guerra, odio y resentimientos; una humanidad rencorosa, decepcionada.

Ahora tenemos grandes avances tecnológicos como el internet, instrumento que se ha convertido en arma cobarde para agraviar, infamar y mal informar. Estamos viviendo de malhumor.

Gobiernos como el de Donald Trump buscando guerra para su reelección, destruyendo el mundo con los incendios de la Amazonas y Australia, destruyendo el medioambiente, la flora y fauna y todo por proteger al capital, al dinero de los más poderosos que no son más del 1 % de la población, entre ellos hay varios mexicanos.

Hambrunas e insalubridad son las constantes y el aumento de la pobreza en todos los regímenes, llámense como se llamen. El agua, la electricidad, las comunicaciones, comida, enseñanza, protección social, deberían ser bienes generales perdurables; en lugar de ello, enfermedades y desgracias por todo el mundo.

Estamos apresurando la desaparición del mundo, de la Tierra, que debería pasar pero en más, mucho más, de mil millones de años.

P. D. 1.- Ahora, a la realidad de nuestro estado. No se privatizará el Parque Papagayo ni se cortarán los árboles, lo dijo Héctor Astudillo, gobernador, y que se revisarán las concesiones. Qué bien, empezando porque el parque esté limpio, tenga calidad en sus servicios, sea gratuito, tenga un zoológico a la altura del gran puerto de Acapulco, sea útil, sobre todo para los niños y niñas. Ese parque es del estado, del municipio, de los guerrerenses. Claro, también es para los turistas.

2.- Habrá reorganización administrativa municipal, lo hará Adela Román, la presidenta. Tendrán algunos que querrán evitarlo.

Comparte con tus amigos










Submit