Astudillo ejecuta segundo ajuste al Presupuesto 2020; continúa la política de austeridad

Astudillo ejecuta segundo ajuste al Presupuesto 2020; continúa la política de austeridad

Comparte con tus amigos










Submit

Se restringen las adquisiciones y viáticos de los servidores públicos


Chilpancingo, Gro.- Tras ejecutar el segundo ajuste presupuestal en este año por 241 millones de pesos para seguir atendiendo los efectos de la pandemia del Covid-19, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció este martes el endurecimiento de la política de austeridad que implementó desde el inicio de la administración, tras confirmar que su gobierno ha dejado de recaudar 330 millones de pesos en este 2020 por la emergencia sanitaria.

Recordó que en marzo de este año ejecutó un primer ajuste al presupuesto de egresos 2020 por 200 millones de pesos y que este martes realizó un segundo por 241 millones 386 mil 585 pesos, para hacer un total de 441 millones.

Durante el mensaje de este mediodía, transmitido en su cuenta de Facebook, en el que participó desde la Ciudad de México por agenda de trabajo, Astudillo anunció el reforzamiento de la política de austeridad.

Entre las medidas de reducción de gasto citó las siguientes: la restricción de compras al mínimo, disminución de pago por servicio de telefonía celular, en consumo de gasolina y extinción de gastos de representación y alimentación, así como racionalizar los viáticos de los servidores públicos.

Además de la cancelación de cualquier adquisición de mobiliarios y vehículos nuevos, reducción de contratación de asesorías, estudios e investigaciones, cancelación de gastos de eventos protocolarios, ceremoniales y de festejos diversos, así como la reducción del presupuesto de la Dirección General de Comunicación Social en un 25 por ciento.

El gobernador estimó que, además de estas medidas de austeridad y el ajuste presupuestal por 241 millones de pesos, se sumarán otros 200 millones de pesos que su administración no recaudará en los próximos meses.

Sin embargo, precisó que las secretarías de Salud -por cuestiones relacionadas con la pandemia-, de Educación, Seguridad Pública, Turismo y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural no tendrán ninguna afectación económica por su actividad esencial, principalmente la educativa porque está cerca el inicio virtual del ciclo escolar 2020-2021, el cual “es un desafío” para todos.

Pero advirtió que el país enfrenta el mayor desafió del que se tenga memoria en las últimas décadas y que Guerrero, por su histórico atraso, está siendo gravemente afectado y que su recuperación económica “será difícil”, por lo que “solo unidos, paisanas y paisanos, los tres órdenes de gobierno y los poderes públicos, con la sociedad y alejados de cualquier conflicto, podremos hacerle frente a estos tiempos de adversidad”.

En el mensaje de este mediodía el gobernador Astudillo informó que con el primer ajuste presupuestal por 200 millones de pesos su administración implementó medidas de apoyo al sector empresarial debido a la contingencia de salud y económica.

Ayudó con un estímulo al gravamen sobre las remuneraciones del trabajo personal y del impuesto sobre el hospedaje. Esa medida, dijo, benefició a más de 8 mil empresas y a 131 mil trabajadores por un monto aproximado a los 100 millones de pesos.

Implementó también un estímulo fiscal del impuesto sobre la nómina por 30 millones de pesos e implementó estímulos fiscales por impuesto de tenencia y derecho de control vehicular hasta el 30 de junio, por lo que unos 19 millones de pesos dejaron de ingresar en el primer semestre de este año.

“Todo esto ha hecho que el ingreso se haya caído, dejamos de recaudar en el tiempo que lleva la crisis de salud y económica casi 330 millones de pesos de ingresos propios”, confirmó el Ejecutivo.

En un mensaje dirigido a los guerrerenses, Astudillo mencionó que “hoy más que nunca Guerrero nos necesita a todos” y anunció que en los próximos días dará a conocer las nuevas reactivaciones de actividades económicas que ayudará para que la sociedad tenga la posibilidad de tener otros espacios para moverse.

Comentó que la pandemia disminuyó la velocidad en la consecución de los proyectos del gobierno, pero enfatizó su voluntad para mejorar las condiciones socioeconómicas de la población y también la disminución de los indicadores delictivos: “hacemos lo necesario para disponer de mayor capacidad con el fin de favorecer el bienestar general”.

“Enfrentar la pandemia no solo ha traído un problema sanitario, sino también un grave y profundo daño en nuestra economía de Guerrero. El daño económico es histórico como lo he dicho y afectará a los más pobres”, resaltó y agregó que a pesar de las adversidades financieras en su gobierno se ha protegido la permanencia laboral de los trabajadores, a quienes se les han pagado sus salarios con puntualidad, así como las prestaciones que por ley les corresponden.

Astudillo también agradeció el respaldo financiero y de materiales que le ha brindado el presidente Andrés Manuel López Obrador a su gobierno a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Comparte con tus amigos










Submit