Ayuntamiento Chilpancingo, otra crisis

Ayuntamiento Chilpancingo, otra crisis

Comparte con tus amigos










Submit

No alcanzará el dinero para pagar salarios en la primera quincena de agosto a empleados del Ayuntamiento de la capital del estado. El presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, anunció que el recorte al ramo 28 le impedirá cubrir sueldos a los 3 mil 300 empleados. Argumentó que la Federación le comunicó esa disminución debido al ajuste que ha sufrido el presupuesto porque no se obtuvieron recursos del turismo y de la venta del petróleo, derivado del confinamiento por el COVID-19. No solamente está la ausencia de dinero que envía la Federación, sino que también los ingresos al Ayuntamiento chilpancinguense se han visto disminuidos por la situación del virus, agregó. Gaspar Beltrán avizora que incluso se encuentra en peligro el pago de aguinaldos.

 

Hasta aquí un resumen de las declaraciones desesperadas del primer edil de la capital. Lo anterior, es otro perfil de las consecuencias que ha traído el contagio de un virus. Una pandemia que ha sido pésimamente enfrentada. Y que hasta la fecha se sigue sobrestimando sobre su letalidad. Las referencias obligadas son países como España e Italia por, simplemente, en el caso del segundo país, hablar casi el mismo idioma. Allá estuvieron confinados cuatro meses; hubo apoyo a familias y a empresarios pequeños y medianos. Aquí vamos para seis meses y no hemos llegado al pico de la pandemia. Tampoco se han otorgado apoyos a pequeños y medianos empresarios.

 

La situación de confinamiento ya ha llegado a problemas psicológicos individuales y familiares. Para remediar la situación del Ayuntamiento de Chilpancingo, Gaspar Beltrán ha deslizado la idea de aplicar un recorte de personal. “Los que solo cobran”, especificó. Entre estos, por ejemplo, se encuentran los recomendados del expresidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez. En este sector sabremos si lo realiza o quitará a otros trabajadores. Esta política de recortes y su consecuencia de afectar el salario o enviar al desempleo a cientos o miles de familias tendrá un costo político.

 

En este caso no es responsabilidad del presidente municipal de Chilpancingo, identificado con el Partido de la Revolución Democrática, sino directamente en la figura presidencial. A él le pasarán la factura en 2021 y como daño colateral también afectará al PRD, porque gobierna la capital del estado. Es decir, tendrá un daño colateral. La realidad, discúlpeme usted, no se restaña con discursos. Como decían hace algunos años los jóvenes: La neta es la neta.

 

Comparte con tus amigos










Submit