Ayuntamiento politiza reparto de agua en pipas

Ayuntamiento politiza reparto de agua en pipas

Comparte con tus amigos










Submit

Señalan que el programa y los recursos tienen que quedar en manos de la CAPAMA para evitar que se convierta en un botín


ACAPULCO.- Reprobable que el Ayuntamiento lucre con la necesidad del pueblo y politice el reparto de pipas, expresó el regidor Luis Miguel Terrazas Irra luego de una denuncia que hiciera la presidenta de la asociación Confianza, Amor, Fe y Esfuerzo (CAFE) y representante de 27 colonias de la parte alta de Acapulco, María de Lourdes Santiago Carrasco, en el sentido de que las pipas del Ayuntamiento quedan en manos de líderes de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El regidor aclaró que el programa de pipas no es competencia de la Secretaría General, sino de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

“Desde la administración pasada, el secretario quiso tener el control de las pipas de agua y, para que no se den las acusaciones que hay, en el sentido de que se le da uso político a las pipas, se tiene que redireccionar a la Sedesol”, explicó Luis Miguel Terrazas, quien agregó que “sería muy lamentable que se esté lucrando políticamente con el tema del agua”.

Consideró que en el Presupuesto de Egresos se tiene que valorar que el programa y los recursos queden en manos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) para evitar que se convierta en un botín.

Diputados criticaron que cobren el servicio o pidan cooperación. | Foto: Arturo Parra

Demandan regular la distribución de pipas

El diputado de Movimiento Ciudadano, Arturo López Sugía; la regidora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ricarda Robles Urioste, y el dirigente de la asociación civil Sumando por Guerrero, Francisco Torres Miranda demandaron regular el reparto de agua en pipas porque la función social de ese programa se ha pervertido por el negocio político con que lo manejan líderes del partido que gobierna.

López Sugía señaló que dicho programa ha sido manoseado por funcionarios y dependencias al grado de que la gente desconoce a quién solicitarle un servicio, pues ha pasado por la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) y por el Ayuntamiento a través de una dependencia de atención ciudadana.

Indicó que los solicitantes han manifestado su inconformidad con frecuencia porque les cobran la pipa o piden una cooperación.

Ricarda Robles manifestó que el manejo discrecional y político de las unidades ha sido la queja recurrente de los habitantes, por lo que es necesario que ese programa de reparto se regule.

Por su parte, Francisco Torres recalcó que en la periferia es donde más se presenta ese problema, donde el servicio se llega a ofrecer a simpatizantes de algún partido.

Comparte con tus amigos










Submit