“Billy” Álvarez descarta que “golpe de Estado” en Cruz Azul

“Billy” Álvarez descarta que “golpe de Estado” en Cruz Azul

Comparte con tus amigos










Submit

En su ausencia, su hermano Alfredo Álvarez, así como Víctor Garcés, presentaron como nuevo técnico del equipo al uruguayo Robert Dante Siboldi, en sustitución del portugués Pedro Caixinha


MÉXICO.- Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del club Cruz Azul, descartó que haya sido víctima de un “golpe de Estado”, pero explicó que dejará en claro el rol que debe desempeñar cada quien en la institución.

En su ausencia, su hermano Alfredo Álvarez, así como Víctor Garcés, presentaron como nuevo técnico del equipo al uruguayo Robert Dante Siboldi, en sustitución del portugués Pedro Caixinha.

“De ninguna manera lo tomo así (como un golpe de Estado), voy llegando hoy, mañana dejaremos muy en claro cuál es el rol para que no se asuman funciones que no le corresponden a nadie, porque eso se oye más político que deportivo”, enfatizó.

Sobre ese capítulo que se dio en un programa de ESPN en el que Ricardo Peláez presentó su renuncia luego que Garcés y Alfredo Álvarez dieran a conocer la llegada de Siboldi, indicó que es un tema que se debe resolver de manera interna.

“No se puede confundir a la afición, de que hay que dilucidarlo (sí), y estamos en este inter, pero de manera interna. Se quedó platicado, tanto con Peláez como con la directiva, de que Siboldi sería presentado y la incorporación de Oscar Pérez como entrador de porteros, hasta ahí era la noticia, hubo otra serie de temas que no voy a subrayar”, acotó.

Aclaró que su hermano Alfredo Álvarez sí es vicepresidente de la “Máquina”, pero que Garcés no porque “cuando una persona deja de ser socio de la cooperativa, deja de ser socio de Cruz Azul”.

En declaraciones a TUDN aceptó que como presidente de una institución como Cruz Azul, “me apena lo que sucedió, no vergüenza, me apena por nuestra gente, por nuestros jugadores, pero también por todo lo que significa la organización, que no es solo es club de futbol, también hay actividades sociales y culturales”.

Según el dirigente cementero, quizá Peláez decidió hacerle a un lado porque no estaba de acuerdo por la manera en que se manejó toda la situación, y que habló con él para que se mantuviera en su cargo, pero tampoco se trataba de rogarle.

“Probablemente se sintió afectado u ofendido por la cuestión mediática, pero de que le pedí que se quedara el jueves, le dije ‘quédate para seguir trabajando juntos’, una cosa es pedirle y otra cosa rogarle. No creo que sea (justo) señalar a la institución como victimario y nunca pidió que fuera Antonio Mohamed el técnico”, sentenció.

Comparte con tus amigos










Submit