Buscan el sustento familiar de moneda en moneda

Buscan el sustento familiar de moneda en moneda

Comparte con tus amigos










Submit

ACAPULCO.- Peso por peso, José Leyva espera diariamente juntar algo de dinero para poder llevar comida a su casa y alimentar a su familia, pues la emergencia sanitaria por COVID-19 lo dejó sin trabajo, como a varios de sus compañeros que anteriormente trabajaban con la llegada de turismo al puerto.

Antes de que la pandemia de coronavirus afectara el puerto de Acapulco, José Leyva se dedicaba a la venta de quesadillas en un local sobre la franja de arena, donde sus principales clientes eran los bañistas, quienes, al igual que otros trabajadores de la zona, compraban lo que ofrecía.

“De alguna u otra forma tenemos que buscar cómo sobrevivir en esta pandemia; no podemos trabajar porque están cerradas las playas donde vendíamos las quesadillas”, lamentó.

Por ello, cada día, José Leyva, mejor conocido como el Correcaminos, se instala sobre la glorieta de La Diana y otras intersecciones para pedir una moneda a los automovilistas que circulan y se detienen durante las luces en rojo de los semáforos.

Comparte con tus amigos










Submit