Cazador mata a lince protegido; harán justicia

Cazador mata a lince protegido; harán justicia

Comparte con tus amigos










Submit

MÉXICO.- La Federación de Caza de Castilla-La Mancha, región del centro de España, ejercerá la acusación contra el presunto autor de la muerte de una lince ibérico, especie endémica de la Península Ibérica en peligro de extinción; la hembra estaba criando a cuatro cachorros.

El hombre ya fue identificado y es investigado por la Guardia Civil española bajo el delito relativo a la protección de la flora y la fauna por provocar la muerte de una hembra lince ibérico llamada “Nenufar” con un disparo de escopeta en Menasalbas, en la ciudad de Toledo.

Los hechos ocurrieron a mediados de junio pasado cuando un activista ambiental encontró al animal muerto en un coto de caza en Menasalbas y se percató que se trataba de “Nenufar”, la hembra que había sido liberada dos años antes como parte del proyecto Life+Iberlince destinado a proteger la especie.

Días después se encontró igual muerto a uno de sus cachorros y se desconoce a la fecha el destino de los otros tres, aunque se teme que habrían muerto también debido a que eran muy pequeños para sobrevivir solos, de acuerdo con reportes de la prensa local.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil fue informado del caso, se hizo cargo de la investigación y dio con el presunto responsable de la muerte del lince, quien -bajo el anonimato- aseguró que disparó por error creyendo que se trataba de un zorro.

En el caso han participado también agentes medioambientales de la Dirección Provincial de Agricultura y Medio Ambiente.

La Federación de caza anunció este viernes en un comunicado que ejercerá la acusación popular en un hecho calificado por su presidente, Agustín Rabadán, como “especialmente grave” y ante el cual debe caer “todo el peso de la Ley sobre el responsable”.

Asimismo, destacó el compromiso de los cazadores del país con la conservación de especies emblemáticas al recordar que la Federación es miembro del proyecto Life+Iberlince que “ha contribuido al crecimiento y la consolidación de las poblaciones de lince y de otras especies protegidas en la región”.

El grupo ambientalista Ecologistas en Acción de Toledo calificó el caso como muy grave al tratarse de una especie de felinos en peligro de extinción, que “incluye la pérdida de los cuatro cachorros de la lince muerta”.

Las poblaciones de lince ibérico se encuentran en las regiones de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, y en un trabajo conjunto con Portugal y la Unión Europea (UE) se ha logrado elevar el número de ejemplares a 590, de los 94 que quedaban en 2012.

Life+Iberlince ha señalado que los atropellos y la caza furtiva son las dos principales amenazas para los linces ibéricos, con 31 ejemplares muertos en las carreteras y ocho a manos de los cazadores tan sólo en 2017.

Comparte con tus amigos










Submit