Chris Paul no se confía para nada

Chris Paul no se confía para nada

Comparte con tus amigos










Submit

Paul disfruta sus primeras Finales de la NBA


Tiene 36 años de edad, está disputando su campaña número 16 en la NBA y solamente necesita dos victorias más para presumir un anillo de campeón.

Pero el “viejo” Chris Paul no se confía. La experiencia le ha enseñado que el destino puede cambiar en un juego. Phoenix está 2-0 arriba sobre los Bucks de Milwaukee en las las Finales de la NBA, las primeras de su carrera.

Los Suns tienen un equipo repleto de juventud y que no ha sufrido descalabros. Paul, que jugó en el pasado en Hornets, Clippers, Rockets y Thunder, sabe perfectamente ese sabor agrío de los fracasos.

“Muchos de los muchachos de nuestro equipo están en sus primeras series de Playoffs, no conocen el dolor o la angustia (de perder series y no poder ser campeón). Simplemente están jugando. Entonces, para mí, sé lo rápido que pueden cambiar las cosas. Sé cómo una posesión o una jugada pueden cambiar la dinámica de toda una serie. Entonces, simplemente me mantengo firme.

Paul ha sido clave para Phoenix.

El movedor que tiene casi mil 100 partidos de por vida en temporada regular está promediando en las Finales un total de 27.5 puntos, 8.5 asistencias y 4 rebotes.

Anteriormente estuvo en equipos armados para poder ser campeones, pero en Soles hay una química que está dando resultados y todos saben su rol.

“Tenemos un equipo real, un equipo en el que no se puede simplemente marcar a uno o dos muchachos. Todos en nuestro equipo son capaces de tener un gran juego y todos se sienten cómodos y aceptan sus roles”, agregó.(Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit