Circunstancias

Circunstancias

Comparte con tus amigos










Submit

En el análisis político nos recomiendan atender las circunstancias del momento para tratar de entender por qué se designa a un candidato, por ejemplo, o cómo le beneficia o perjudica a un determinado gobierno. El contexto general para que suceda “el candidato de unidad” es porque ese partido es altamente vertical en sus decisiones. Lo autoritario de un partido político “es normal”. De no serlo corre el riesgo de desintegrarse, o por lo menos de perder membresía. La cohesión partidaria la debe ofrecer la dirigencia porque plantea alternativas o posibles soluciones a algunos asuntos sociales.

 

Entonces, se dan dos tipos de circunstancias: las internas y las externas. Defino las internas por las diferencias que exhiben los grupos que integran un partido político. Es decir, cualquier partido político se compone de diversas agrupaciones, las que disputan espacios o desean que sus propuestas se lleven a cabo en una actividad política o social. La corriente de opinión que ocupe más espacios o que vea sus iniciativas en la práctica va ganando terreno. En este ambiente, por supuesto, también va generando envidias. Y sus adversarios intentan descalificarlo con cualquier argumento.

 

En palabras llanas va creando su circunstancia. Al aludir a la circunstancia externa me refiero a condiciones que escapan a la planeación que haya elaborado el partido o la dirigencia. Por ejemplo, la economía mundial o una crisis. O un terremoto o un fenómeno natural que afecte seriamente a una población. En el tiempo actual, el cómo se enfrenta la pandemia. Al actual gobierno le cayeron dos o incluso tres elementos que van a afectar su percepción como gobierno. El trascendental, la pandemia. Este asunto se verá reflejado en las urnas en 2021.

 

Si la gente considera que resolvió bien el tema le dará muchos votos; caso contrario le quitará y su consecuencia se observará en la composición del Poder Legislativo federal.

El otro asunto, ligado a lo anterior, es la economía nacional. Indicadores nacionales y también internacionales se inclinan a decirnos que no son nada halagüeños. Tanto en el sureste como en el norte del territorio mexicano se han presentado dos fenómenos naturales, cuyo efecto lastimó a cientos de mexicanos con la pérdida de su pequeño patrimonio. Los afectados declaran que no han recibido apoyo del Gobierno federal.

 

Si un partido político hegemónico, como es el caso de México, no ofrece posibles soluciones, pues su camino es la pérdida de militancia. Y luego, si los simpatizantes ven que medianos líderes se enfrascan en peleas por ambiciones personales, su destino es alejarse de ese partido. Esto aunado a circunstancias externas arriba explicadas, pues se antoja un panorama complicado para conservar el poder. Y como escribo sobre política, solo resta que un milagro surja para voltear la tortilla. En política sí que existen los milagros. Veremos qué pasa. Esta última, en la ciencia, está considerada como una variable independiente.

 

Comparte con tus amigos










Submit