Comedores comunitarios seguirán   atendiendo hasta el 31 de julio

Comedores comunitarios seguirán atendiendo hasta el 31 de julio

Comparte con tus amigos










Submit

Sufragados con recursos del gobierno estatal y operados por soldados y marinos


Chilpancingo, Gro.- En el comedor comunitario de la colonia Rosario Ibarra, al poniente de esta capital, entregan diariamente 600 raciones de comida para personas de escasos recursos y afectadas en su economía por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Los comedores comunitarios instalados en Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Tlapa de Comonfort, Ciudad Altamirano, Zihuatanejo y Petatlán, continuarán operando de manera gratuita para la población hasta el próximo 31 de julio, en los que se entregan diariamente 14 mil raciones de comida.

La extensión de la atención en los comedores comunitarios fue una instrucción del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Los gastos que se generan para la elaboración de la comida y funcionamiento de los comedores comunitarios, los sufraga el gobierno del estado y la preparación y entrega de los alimentos la realizan las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar).

El coordinador del comedor comunitario de la colonia Rosario Ibarra de esta capital, Ángel Saldaña, dijo que a éste acuden personas de escasos recursos de éste y otros asentamientos humanos, incluso hay quienes llegan desde las 7:00 de la mañana para realizar fila y alcanzar una ración de alimento.

Comentó que algunas personas se trasladan caminando y quienes pueden, lo hacen en el transporte público.

Manifestó que cada ración alcanza para una o dos personas y lo único que les piden a quienes asisten, es que lleven un recipiente para que puedan transportar la comida y que mantengan una sana distancia en las filas y el uso de cubre bocas.

Además, en la entrada al comedor comunitario localizado en la cancha techada de la colonia, una comisión de vecinos, así como elementos del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Salud estatal, colocan tres filtros sanitarios.

En el primero miden la temperatura de las personas, en el segundo les otorgan gel antibacterial y en el tercero, con un aspersor, se les rocía líquido desinfectante.

En este comedor el horario de atención es de las 12:00 del día a las 2:00 de la tarde, sin embargo, si la comida se termina antes, se retiran del lugar.

Este miércoles, a los asistentes les sirvieron en sus recipientes, adobo de puerco, frijoles,  arroz y frijoles.

Ricardo, un joven de 16 años y beneficiario en el comedor comunitario de la colonia Rosario Ibarra, dio las gracias al gobernador Héctor Astudillo Flores por esa estrategia en apoyo a las familias más vulnerables y afectadas por la pandemia coronavirus Covid-19.

(IRZA)

Comparte con tus amigos










Submit