El comercio pseudo informal

El comercio pseudo informal

Comparte con tus amigos










Submit

¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES EL COMERCIO INFORMAL EN LA ECONOMÍA DE ESTE MUNICIPIO?. POR SUPUESTO QUE DEBE generar muchos millones de pesos al Ayuntamiento, a empleados vivales y a la delincuencia bien organizada. Se dice que ha originado el cierre de muchos negocios que no pueden competir con los informales; lo cual da lugar a desempleo y pérdidas al fisco. Es cierto que la informalidad ya es incontrolable y que, además, sigue creciendo. Pero, desde luego que beneficia a algunos vivales, sean líderes o funcionarios. Y estos no pueden o no quieren combatirla y no hacen nada para fomentar la actividad formal. No hay propuestas que se conviertan en políticas públicas que favorezcan el fortalecimiento del mercado interno y del desarrollo de las pequeñas y medianas empresas que son las que generan el mayor número de empleos tan necesarísimos como urgentes.

LOS INTERESES POLÍTICOS Y ECONÓMICOS QUE HAY TRAS DEL COMERCIO INFORMAL, ANULAN EL MAL TRECHO ‘ESTADO DE derecho’ generando contingencias sociales. El comercio informal —afirman algunos—, es la resultante de muchos factores como como la corrupción, las altas tarifas arancelarias a la importación de ciertos productos e incluso la cultura de ilegalidad ya muy arraigada que ha tomado su lugar como estandarte representativo de nuestro país. Se desconoce realmente la magnitud y los alcances del comercio informal, porque faltan estudios serios para medirla y cuantificarla. De haber esos estudios es más probable el intento de solución a la competencia desleal que está mermando las ventas de los comercios establecidos con toda la legalidad.

LA GRAN CONTRADICCIÓN ES DE QUE, EL LLAMADO COMERCIO INFORMAL, NO ESTÁ INTEGRADO SOLAMENTE POR comerciantes ambulantes sino por algunos perfectamente establecidos —aunque sea en locales comerciales y hasta en las banquetas— pero con la aureola de comercio informal o ambulante. Esto es lo que impacta más en contra de los verdaderamente formales. Agreguemos la gran cantidad de basura que generan los ambulantes. Quizá proporcionen subempleos a varias familias, pero sin ningún otro derecho como seguro social, prestaciones y ocho horas de trabajo. No. Allí —como también en algunos comercios formales—, se explota y se esquilma. (Hay por allí un propietario de un negocio, que tras tener explotando a su trabajador por varios años, desempeñando con responsabilidad diferentes funciones, sin ninguna prestación, ni pago de horas extras, vacaciones etcétera; que en el momento de hacer el trabajador el reclamo de sus derechos, lo acusan —clásica argucia— de robo). Le pagan a los llamados judiciales; ahora ‘policías ministeriales’ —a quienes no se les quitará la perra maña de aceptar dinero, claro que solapados por el jefe, para apresar, sin más ni más a cualquier ciudadano— lo detienen y para colmo de males el indefenso individuo, tiene que aceptar la discreta petición del juececillo a cargo de la causa, de comprar su libertad con algunos billetitos. Dinero que estuvo sometido a la competencia del ‘quien da más’; porque, incluso, el demandante pregona haber entregado a la ‘justicia’ alguna cantidad que resultó menor a la pedida al inculpado.

DICEN LOS POLÍTICOS, QUERIENDO JUSTIFICAR LA INCAPACIDAD, QUE LA ECONOMÍA INFORMAL ESTÁ LIGADA AL crecimiento real de nuestra economía. También se habla de los engorrosos trámites burocráticos de regularización para establecer un negocio que al fin y al cabo no reditúa lo suficiente, lo cual desincentiva tener un negocio regularizado. Muchos vendedores que se apoderan de las baquetas, tienen enfrente sus negocios ‘formales’, pero que no venden igual que utilizando los pasos peatonales. Cualquiera supondría que esos lugares ocupados de las banquetas, no son observados por el presidente municipal, regidores y funcionarios de la ‘administración’ y, que no están interesados en resolver el problema del tránsito peatonal; porque simplemente nunca pasan por esos sitios. El desorden de los comerciantes, es consecuencia de la falta de planeación, de organización, de la aplicación de leyes y reglamentos, por la sencilla razón de que las autoridades están rebasadas.

Comparte con tus amigos










Submit