Con cierres de negocios se vivieron días difíciles, aseguran enramaderos

Con cierres de negocios se vivieron días difíciles, aseguran enramaderos

Comparte con tus amigos










Submit

Tras el decreto de emergencia sanitaria, ofrecieron el servicio para llevar y a domicilio


Acapulco.- Hermenegildo Palacios Esquivel, propietario del restaurante “Eréndida”, expuso que mantener su enramada cerrada en playa Las Gaviotas, en el municipio de Benito Juárez, durante casi tres meses por la emergencia sanitaria del COVID-19, fue un proceso difícil, sobre todo por no aprovechar la Semana Santa, temporada en la que obtienen buenos ingresos que ayudan a subsistir durante la temporada de lluvias y huracanes que es cuando la economía merma ante la poca o nula llegada de turistas.

Consultado en su restaurante, donde habían llegado tres familias para disfrutar del mar, ahora que fueron reabiertas las playas, dijo que operarán bajo el protocolo que establecen las autoridades en materia de Salud. Señaló que tras el decreto de la emergencia sanitaria se optó por ofrecer servicio para llevar o a domicilio, lo que ayudó un poco a su economía.

“De aquí come mi familia, y al no poder trabajar vivimos una dura crisis (…) En playa Las Gaviotas y playa Llano Real se encuentran establecidos un total de 23 enramaderos y para subsistir pedimos cooperaciones para hacer despensas y entregarlas a quienes más lo requerían, así se estuvo sosteniendo uno poco a poco”, narró. Con la apertura de las playas, aun cuando la pandemia continúa, pidió “que todos tengamos la costumbre de cuidarnos, que la gente se proteja y guarde la sana distancia, seguimos con la emergencia sanitaria y debemos tener mucho cuidado”.

Comparte con tus amigos










Submit