Concentraciones de cobre hacen peligrar abanicos de mar

Concentraciones de cobre hacen peligrar abanicos de mar

Comparte con tus amigos










Submit

MÉXICO.- La pintura que se desprende de los cascos de los barcos y otros residuos con cantidades de cobre son responsables del estrés en los abanicos de mar, refieren investigadores.

En el estudio publicado por la revista Ecological Applications, sus expertos exponen la amenaza por la presencia de metales para la Gorgonia ventalina nombre científico de esta especie, que también se ve afectada por el incremento de la temperatura en el océano debido al cambio climático.

Durante un año el equipo de investigadores de la Universidad de Cornell, en Nueva York, monitorearon 175 colonias de abanicos de mar que presentaban concentraciones de cobre en 15 sitios de arrecifes de coral alrededor de Puerto Rico en Isla Magüeyes.

Notaron que la presencia de este metal afectó en la recuperación por la enfermedad de manchas moradas multifocales que sufre esta especie, a causa de un parasito que la ocupa como huésped.

La profesora de biología marina Drew Harvell, de la Universidad de Cornell comentó que “si bien los plásticos y los microplásticos son una amenaza bien conocida para los océanos del mundo, el efecto de la contaminación por metales es poco conocido”.

Por su parte, Allison Tracy colaboradora de este trabajo, descubrió que los corales blandos emitieron una respuesta inmune a una infección dañina por los niveles de cobre y estrés por temperatura, sin embargo, cuando se aumentaron las concentraciones de este metal la respuesta inmune de falló, lo que sugiere que el cobre eliminó su potencial inmune.

Añadió que el aumento de la contaminación por cobre puede ser el resultado del agua de lluvia que circula libremente sobre la superficie de un terreno conocido como escorrentía agrícola, y el desprendimiento de pintura marina de los cascos de los barcos.

Señaló que “la acción para aliviar el impacto del calentamiento de los océanos es una prioridad, sin embargo, comprender el papel de los contaminantes en la enfermedad y mortalidad de los corales brindará más soluciones”.

Harvell consideró que la preocupación principal de la comunidad científica es por las condiciones cambiantes de los océanos y porque la contaminación ha provocado un aumento en los brotes de enfermedades.

Finalmente advirtió que “los corales pueden estar perdiendo la batalla con sus patógenos (agentes infecciosos) a medida que los estresores oceánicos inclinan la balanza a favor de la enfermedad”.

Comparte con tus amigos










Submit