“Concierto de inconstitucionalidades”

“Concierto de inconstitucionalidades”

Comparte con tus amigos










Submit

Todo indica que el 1 de octubre, AMLO recibirá quizá el más severo palo político de su vida, cuando el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, integrada por 11 ministros, voten por la inconstitucionalidad sobre la solicitud de la consulta popular hecha por López Obrador para someter a consulta popular la gestión de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, toda vez que el proyecto del ministro ponente Luis María Aguilar Morales, filtrado a medios de comunicación el jueves pasado por la noche, va en el sentido de declarar inconstitucional el pedimento presidencial. Añade el ministro ponente: “La solicitud presidencial implica cinco violaciones a principios constitucionales. Basta con que cualquier persona tenga elementos para suponer la existencia de un delito y denuncie, para obligar al Ministerio Público a investigar y, en consecuencia, se castigue a todo aquel que resulte responsable por las conductas ilícitas. En virtud de lo anterior, la consulta popular no puede considerarse constitucionalmente idónea para dar comienzo a una investigación y persecución de delitos”… “Sería un concierto de inconstitucionalidades”. ¡Más claro ni el agua!

 

¿Por qué AMLO optó por el linchamiento público con fines político-electorales para el 2021 y no por la vía penal? Porque AMLO no tiene los pelos de la burra en la mano y menos la burra y porque en la mayoría de los casos los delitos por los cuales los acusa y que más bien parecen una venganza política, ya prescribieron. En otras palabras, lo que AMLO quiere es puro ruido electorero.  Además de las violaciones constitucionales a las que alude el ministro Luis María Aguilar están de por medio las violaciones a los derechos humanos, consagradas no solo en la Constitución Mexicana, sino también en los Tratados Internacionales que México ha signado y que en muchos de los casos suelen estar, incluso, por encima de la Constitución azteca.

 

¿En qué consisten las violaciones a los derechos humanos que AMLO busca perpetrar? Muy simple: Lo que él y sus adictos buscan es un linchamiento público contra sus antecesores como si se tratara del circo romano para que haya sangre y mucho morbo. Por otro lado, el INE recibió una carretada de 2 millones de firmas para el mismo propósito, pero en el momento en que la Corte le dé pa´ tras a la solicitud de AMLO, en ese momento el INE mandará al basurero de la historia toda esa mengambrea de listados y el revés político no solo será para AMLO, sino para sus seguidores a los cuales ha engañado con mentiras tras mentiras, con las cuales demuestra su inaudita ignorancia por la Constitución y el derecho. Será una decepción monumental para los Pejechairos. AMLO quedará como el cohetero de mi pueblo, “mal con todo el mundo”.

 

Por lo demás, AMLO habrá cumplido un compromiso más de campaña electoral y si nos atenemos a que durante el pasado Segundo Informe, habló de que ya cumplió con el 95 % de sus compromisos electorales, pues entonces habrá que sugerirle que baje cortina y se vaya enfriando porque seguramente allá en su rancho que tiene un nombre de la patada hará mucha falta, pero no al frente del país que está destruyendo.

 

Comparte con tus amigos










Submit