El conflicto en la sierra es “complicado” de resolver si alcaldes no colaboran

El conflicto en la sierra es “complicado” de resolver si alcaldes no colaboran

Comparte con tus amigos










Submit

Convocó a los maestros que realmente sean amenazados para que hagan saber por los “sistemas que se han establecido” y ayuden al sector educativo


Chilpancingo.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reiteró que será “complicado” resolver el conflicto de la sierra “mientras los alcaldes sean parte del problema”.

Si los alcaldes son parte del problema y no ayudan en nada y complican todo, pues va a ser muy difícil, afirmó ayer miércoles en conferencia de prensa en la residencia oficial Casa Guerrero.

El 12 de noviembre pasado, cerca de 2 mil hombres armados autodenominados “policías comunitarios” de Heliodoro Castillo irrumpieron con violencia en la comunidad de Filo de Caballos y otras poblaciones de Leonardo Bravo, por lo que decenas de familias huyeron de sus localidades y se refugiaron en Chichihualco.

El alcalde de Chichihualco, Ismael Cástulo Guzmán, en declaraciones a la prensa ha insistido en que los desplazados por la violencia piensan armarse para enfrentar a los “comunitarios”, además de que ha lanzado fuertes señalamientos contra el gobierno estatal y el sector eclesiástico.

Ayer miércoles el gobernador Astudillo dijo que en la sierra hay presencia de efectivos militares y policías estatales, además de que se realizan una serie de reuniones con mandos de las fuerzas armadas para revisarse ése y otros asuntos de seguridad.

PIDE GOBERNADOR NO ADELANTAR LAS VACACIONES

El gobernador Héctor Astudillo Flores designó a Arturo Salgado Urióstegui como secretario de Educación y pidió a los profesores que no suspendan clases por presuntas amenazas.

Durante un encuentro con la estructura administrativa de la SEG, incluidos los subsecretarios, Astudillo les pidió “cerrar filas” para atender todos los problemas y conflictos relacionados con el sector educativo.

NO SUSPENDER CLASES POR PRESUNTAS AMENAZAS

En su mensaje, el gobernador Astudillo también hizo un llamado al magisterio guerrerense para que no suspenda clases o adelante las vacaciones de invierno por presuntas amenazas de la delincuencia.

Convocó a los maestros que realmente sean amenazados lo hagan saber por los “sistemas que se han establecido” y los convocó para que le ayuden al sector educativo canalizando adecuadamente sus denuncias, si las hubiera. Dijo que faltan dos semanas para el periodo vacacional y ya hay sitios donde no ha habido amenazas, pero los docentes ya preparan la suspensión de clases, aunque se reservó detalles de esos sitios.

Agencia IRZA

Comparte con tus amigos










Submit