Constructores se oponen a la modificación de la Ley de Obras

Constructores se oponen a la modificación de la Ley de Obras

Comparte con tus amigos










Submit

Integrantes de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción señalan que en los hechos las propuestas no son suficientes


Arturo Parra

El presidente del Comité Ejecutivo Estatal de la AMIC Delegación Guerrero, Alfredo Felipe Avilés, declaró que la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción no está de acuerdo con la modificación de la Ley de Obras Públicas y Servicios “que si bien en los argumentos presenta la intención de combatir la corrupción, dar transparencia, elevar la calidad de las obras y el cumplimiento, en los hechos no creemos que sean suficientes estas propuestas”.

Señaló que hay puntos que no refieren el resultado para elevar la calidad de las obras ni elevar la oportunidad de que se terminen en tiempo y costo. “Hoy en general, todas la obras públicas que se construyen en el país, por lo menos el 80 por ciento no cumplen con el programa establecido en un inicio y se terminan a destiempo, o no cumplen con el presupuesto contratado inicialmente, y se terminan con costos adicionales”.

Lo anterior, expuso, “se debe a varias razones, entre ellas una discrecionalidad a la hora de la adjudicación de los contratos, que permite al funcionario público hacerlo de manera individual, sin una coparticipación de la sociedad civil y sin un acompañamiento de las áreas especializadas de los colegios, de los profesionistas, de los especialistas de las obras”.

Por eso en la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción “observamos con reservas muchos de los puntos planteados que se pretenden modificar, como un retroceso de la Ley de Obras Públicas, a un esquema que ya vivimos en el pasado, a un esquema que ya se probó y que no funciona; a un esquema de sobre regulación y a un esquema de ambigüedad en algunos puntos”.

Abundó que “es imposible que la competitividad de los licitantes y de las licitaciones, aumenten si se ponen reglas extraordinarias, el sobre regular los procesos licitatorios a lo único que nos va a llevar es a eliminar la participación de muchas empresas, especialmente las MIPYMES, y aunque en el argumento de las modificaciones de esta Ley dice que ve por las MIPYMES, esto es falso totalmente; a las MIPYMES afectarán estas modificaciones de ley”.

Por eso subrayó que en la AMIC están en contra de algunos de los puntos propuestos. “Estamos a favor de algunas cosas que se están llevando a cabo como propuesta, pero las que vemos con preocupación son las que inhiben la participación de las MIPYMES. Nuestra economía, México, el país, los estados, los municipios, requieren empresas más fuertes con trabajo, que le den trabajo a nuestra gente, albañiles, plomeros, electricistas, pintores, operadores de maquinaria, porque no va a haber otra manera de sacar adelante al país, sino es contratando de manera masiva a nuestros obreros de la construcción”.

Comparte con tus amigos










Submit