Consumo de almendras reducen 30 por ciento riesgos cardiovasculares

Consumo de almendras reducen 30 por ciento riesgos cardiovasculares

Comparte con tus amigos










Submit

MÉXICO.-  El consumo de almendras, al menos cinco o más días por semana, ayuda a reducir 30 por ciento el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, infartos y daños directos al corazón, señaló el director del Departamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de California, Rudy M. Ruíz.

En entrevista con Notimex, el especialista señaló que si bien hasta el momento no se conocen exactamente los mecanismos de acción que tienen las almendras a nivel celular, se ha demostrado que su consumo ayuda en enfermedades como arteriosclerosis, una acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias.

Así como en la disfunción endotelial, que puede definirse como un desequilibrio en la biodisponibilidad de sustancias activas que causan inflamación, vasoconstricción e incremento de la permeabilidad que puede facilitar el desarrollo de arteriosclerosis, y daños en general de los vasos sanguíneos, los cuales transportan sangre desde y hacia el corazón.

Ello, explicó el miembro permanente del National Institutes of Health, ya que las almendras rebajan los niveles de colesterol y de su oxidación, así como por su aportación de vitamina E que tiene una capacidad antioxidante.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares, conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, son la principal causa de defunción en el mundo y afectan principalmente a los países de bajos y medianos ingresos.

En México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 2018, una de las principales causas de muerte relacionadas con la salud, tanto en hombres como mujeres, fueron las enfermedades del corazón, con 20.1 por ciento de las defunciones, seguida por la diabetes mellitus y tumores malignos.

El doctor Rudy M. Ruíz explicó que, aunque no se ha estudiado si el efecto de las almendras aporta a la prevención o tratamiento de las enfermedades, siempre es mejor prevenir cualquier tipo de daño, pues si se perjudica un sistema es muy difícil revertirlo.

Detalló que de acuerdo con los estudios que se han realizado, consumir las almendras enteras y sin procesar es la mejor forma de adquirir sus propiedades, no obstante, refirió que no hay problema en comerla cortada o rebanada.

Comparte con tus amigos










Submit