Crónica de fronteras perturbadas

Crónica de fronteras perturbadas

Comparte con tus amigos










Submit

Del verbo transitivo y pronominal perturbar: todo lo que produce desorden, alteración, inquietud o intranquilidad. El presidente estadounidense Donald Trump, reiterativo en su amenaza al gobierno de México de cerrar la frontera sur si no se detiene “toda inmigración ilegal que entra a territorio norteamericano” y con otra advertencia: pedirá al Congreso su autorización para deportar a los menores “no acompañados” que llegan desde Centroamérica.

Trump cumple la amenaza de suspender la ayuda de su gobierno al llamado “Triángulo Norte”, que integran Guatemala, Honduras y El Salvador, en un conflicto migratorio que se agudiza. Países centroamericanos en un triángulo migratorio como México con Estados Unidos y migrantes de regiones mexicanas, con letra musical “Estoy en medio de un triángulo, sin solución ni siquiera justificación”: sin solución por la creciente ola migratoria que intenta cruzar la frontera y sin justificación por la discriminación represiva que padecen los migrantes, que merecen respeto a la crisis existencial que viven en tierra ajena.

Con la expresión en español y en inglés “los pobres merecen compasión” (the poor are to be pitied) y por amenazas represivas por parte de Trump, muchos dicen “obrar mal” (to do wrong); y por la situación tirante que provoca con su xenofóbica política migratoria, la opinión ya generalizada “él puede irse ya” (he mav leave now).

El papa Francisco condena a políticos que “quieren muros para alejar a inmigrantes” y dice que “terminarán convirtiéndose en prisioneros de los muros que construyeron”. Palabras del pontífice hacen memoria sobre la histórica frontera de México con Estados Unidos, que remonta etapas de la división territorial con el despojo de casi la mitad del territorio mexicano. Citemos: provocado el conflicto internacional en la frontera de Texas del 8 de marzo al 12 de mayo de 1846, el presidente norteamericano James Knox Polk declaró la guerra a México el 13 de mayo de 1846. Las hostilidades terminaron con el Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo del 2 de febrero de 1848 firmado en Guadalupe Hidalgo.

Más que paz y amistad, un interés de los límites fronterizos para Estados Unidos en lejana época, pues México cedió al agresor casi la mitad de su territorio.

Comparte con tus amigos










Submit