Crónica de hospitales

Crónica de hospitales

Comparte con tus amigos










Submit

Con aplicación del adjetivo CRÓNICO de un mal o enfermedad, con las dolencias físicas y morales que se padecen. La crisis de una enfermedad, la sufre el enfermo que carece del derecho a la protección de la salud, que precisa el artículo cuarto constitucional ( De las garantías individuales ), y que recibe un derechohabiente con la atención hospitalaria. Y los hospitales necesitan de inversiones para su rehabilitación, restauración y remodelación. El ISSTE Acapulco requiere de la urgente atención de la Federación, para mejorar infraestructura de edificio dañado. Un hospital con el creciente número de derechohabientes, de enfermos o accidentados.

Y citemos del tabasqueño José Gorostiza, “El enfermo”: “En sus ojos opacos, mortecinos, se reflejan las cosas con candor, mientras la queja fluye a los labios exangües de dolor…” Las quejas también por la crítica situación que padece en sus instalaciones el ISSSTE. Las quejas de dolor de un enfermo o un accidentado a bordo de una ambulancia hacia “Urgencias” de un hospital. La cruz Roja Mexicana con historia: Las primeras gestiones que hizo para su fundación en la ciudad de México, la señora Josefina Abril de Rueda, y el primer servicio de la “benemérita”, antes de formalizar sus estatutos, fue de auxilio a los damnificados por las inundaciones en Monterrey, el 27 y 28 de agosto de 1909. La Cruz Roja Internacional fue fundada por el suizo Henry Dunant ( Enciclopedia de México, tomo 3 ).

Y citemos del francés Charles Baudelaire, “Los faros”, alusivos a famosos pintores y escultores, con frase al neerlandés Rembrandt: “Triste hospital colmado de murmullos…” Con historia remota de hospitales. El Seguro Social nació de una disposición legal contenida en la fracción XXIX del artículo 123 constitucional ( del trabajo y de la previsión social ).- “ Es de utilidad pública la ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y de accidentes, entre otros derechos a la salud y del bienestar. Y recordemos iniciativas para sentar bases jurídicas del Seguro Social, de los presidentes: Venustiano Carranza ( 1919 ), Álvaro Obregón ( 1921 ), y de Lázaro Cárdenas que el 27 de septiembre de 1938, envió al Congreso de la Unión, el proyecto del ley del Seguro Social relativo a enfermedades y accidentes de trabajo. Fue durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho que se promulgó la ley del Seguro Social, el 31 de diciembre de 1942. Mucha historia que contar de hospitales a partir del periodo colonial, con el hospital “Jesús Nazareno”; en la época del porfiriato, el “Hospital General”, y en sucesivas épocas, en la ciudad de México, y en estados como Guerrero, la apertura hospitalaria que en tiempo crítico de enfermos y accidentados es muy necesaria.

¿Quién recurre el juramento hipocrático como fórmula o invocación para sanar al enfermo? Del médico Hipócrates, el más importante de la antigüedad, para curar y consolar al enfermo. Del latín infirmitatem, enfermedad, con otra expresión latina sobre medicina, medicinam, para la salud en quebranto, que hoy médicos y doctoras “corazón” aplican con la diagnosis el medicamento adecuado para el paciente en estado crítico de salud, no para “El enfermo imaginario”, del dramaturgo francés llamado Moliere, que puede servir de terapia por las conversaciones entre una médico ambulante ( Toñita ) y el supuesto enfermo ( Organ ), que por otros diagnósticos cree padecer enfermedades, y la doctora le descubre real enfermedad: del pulmón.

Comparte con tus amigos










Submit