Crónica del éxodo

Crónica del éxodo

Comparte con tus amigos










Submit

Éxodo, emigración en masa de un pueblo, retrospectivo a determinada época, con el sufrimiento humano. Un éxodo bíblico o prehistórico azteca, y de todo desplazamiento de emigrantes en tiempo actual muy crítico en materia de migración. Grupos de emigrantes, perseguidos por el odio, animadversión, egoísmo, y la xenofobia, la hostilidad al extranjero o migrante con los conflictos de rechazo en regiones.

El discurso de superioridad racial, condenado por la Organización de Estados Amercianos (OEA). Por eso el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió “el rechazo a los discursos de odio”, al embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, en una primera reunión en Palacio Nacional. El flujo migratorio y “apoyo para Centroamérica, temas centrales con la coincidencia del mandatario mexicano y el diplomático estadounidense, de “buscar buenas relaciones entre ambas naciones”. Con la manifiesta soberbia, excesiva del presidente Donald Trump, con el menosprecio no solo a emigrantes, a otros países, incluso a sus presidentes, provoca una relación más tirante con su actitud xenofóbica.

Niños de familias separadas, sufren en Estados Unidos, detenciones inhumanas y prolongadas. “Queremos proteger a los niños de daños irreparables”, dijo el fiscal general de California, Xavier Becerra que encabezó demanda de 19 estados con el distrito de Columbia, contra el presidente Trump, por tratar de modificar un acuerdo federal que impone límites al tiempo que los niños migrantes pueden permanecer detenidos. Y por ley, se precisa que el gobierno de Trump, debe mantener a los niños en un entorno lo menos restrictivo posible, y no deben permanecer más de 20 días detenidos ¿Cuánto tiempo llevan ya niños privados de sus derechos humanos elementales con el sufrimiento que derrama llanto por inhumana situación ¡Diablos, con el diablo xenófobo!

De tiempo remoto al presente, emigrantes del estoicismo ( doctrina filosófica del griego Zenón de Citio ), de la fortaleza, austeridad, o privaciones e injusticias que la historia de migración han soportado desgracias con estoicismo. Y el verbo intransitivo PEREGRINAR, un peregrino de las virtudes teologales, fe, esperanza y caridad, fue Jesús o Jesucristo en un Vía crucis ( camino de la cruz ), que por instigación de dirigentes judíos, fue detenido, condenado a muerte, y crucificado, por orden del procurador romano Poncio Pilatos. Citemos del veracruzano Salvador Díaz Mirón, “Los peregrinos”: “Al pensar en un crucificado, encórvanse agobiados por una misma pena…el desastre del Gólgota”. Y el éxodo del profeta Moisés que libró del yugo que sufrían los hebreos en Egipto, a los que condujo por el desierto a poblaciones enemigas. El éxodo de los aztecas o mexicas, la séptima tribu que llegó al Valle de México, poblado por seis tribus nahuatlacas que los expulsaron y los persiguieron. Atrae la historia de los fundadores de la gran Tenochtitlan ¡Ah!, y recordemos por los peregrinos sentimentales, una vieja canción, cabeza de hacha: “Ya me voy de esta tierra, y adiós…”

Comparte con tus amigos










Submit