Crónica educativa

Crónica educativa

Comparte con tus amigos










Submit

Con el verbo transitivo educar, de enseñar, formar o instruir, los objetivos de la educación. Y por las garantías individuales en la Constitución vigente, el artículo tercero determina que “todo individuo tiene derecho a recibir educación”, solamente que hay factores de efecto contrario.

Diremos que miles de niños y jóvenes se privan de asistir a plantes educativos por todo lo adverso que afecta a sectores de la población mexicana: la falta de bienestar con la seguridad social para una mayoría poblacional en extrema pobreza y marginación que padecen los muy pobres, entre otros grupos étnicos discriminados. Muy crítica es la situación educativa en regiones mexicanas por la violencia que amenaza el cierre de instituciones.

Niños que con la primera enseñanza en el hogar y en la escuela primaria aprenden incipiente lenguaje o lengua materna, que en el plano internacional, nacional y regional fue celebrada con un significativo evento el 21 de febrero, día del natalicio de Cuauhtémoc, nombre que se deriva del náhuatl “cuauhtli” (águila) y “temo” (que baja), “águila que desciende”. Con un controvertido origen del gran Cuauhtémoc, algunos historiadores citan su nacimiento en Tenochtitlán, en 1496. Hijo de Ahuizotl, señalan como su madre a Cuauyautitlali, princesa chontal del estado de Guerrero, también a la princesa tlatelolca Tlilalcápatl.

Se recuerda a la madre de Cuauhtémoc y su nacimiento en la madre patria mexicana con el Día Internacional de la Lengua Materna. Se pregunta sobre la educación recibida por el niño o joven Cuauhtémoc debido a la historia remota que precisa sobre una educación pública organizada de los aztecas en lo cultural, sacerdotal o militar.

El adjetivo azteca es relativo al conjunto de lenguas precolombinas habladas en México. La lengua de la cultura azteca fue el náhuatl, que engloba, entre otras, las lenguas shoshon, pima, papago, tarahumara, tepehua, y huichol. Se conoce que la lengua española proviene del latín y diremos que lenguas, idiomas o dialectos son indispensables para la comunicación humana.

Intercalo lo reprobable o reprochable de la discriminación de unos racistas o discriminadores para indígenas que hablan su natural lengua materna. Por discriminación y rechazo, jóvenes indígenas radicados en Acapulco dejan de hablar su lengua materna, denuncia la directora de Atención a Grupos Étnicos en la región Acapulco, Magdalena Valtierra García.

Es mejor rechazar, en vez de niños y jóvenes con su lengua madre, las “malas lenguas”, gente murmuradora y calumniadora. También se rechaza a racistas o envidiosos de la proyección internacional de la actriz indígena, ¡con mucho orgullo para México!, Yalitza Aparicio, en el filme “Roma”, de Alfonso Cuarón, quien ganó tres premios Oscar. La película ya se proyecta en cine con la traducción al náhuatl.

A colación, el título del texto educativo de Leandro Fernández de Moratín, “Saber sin estudiar”: “admiróse un portugués de ver que en su tierna infancia todos los niños en Francia supieran hablar francés”. ¡Qué risa, por ingenio irónico!

En tiempo actual, en una conflictiva Francia por la situación violenta que vive o padece, millones de niños en París, o en el derrotero geográfico francés, hablan su lengua madre, el francés, y otro idioma como los que arribaron hace tiempo a territorio galo de otros países cercanos o distantes con aquellos que tienen origen de tiempo y lugar y conservan su lengua madre.

Comparte con tus amigos










Submit