Crónica: El dedazo en México

Crónica: El dedazo en México

Comparte con tus amigos










Submit

Sin el procedimiento democrático, el denominado dedazo con la imposición de un candidato a un cargo público, por un presidente en sexenio pasado o en el presente. El “tapado” era un candidato político cuyo nombre se mantenía en secreto hasta el momento de su destape. Y con descriptiva novela “Palabras mayores” de Luis Spota, con pregunta: ¿Quién será el candidato del presidente Aurelio Gómez-Anda?-¿Víctor Ávila Puig?, personajes ficticios alusivos por fechas a Luis Echeverría Álvarez (1970- 1976), y a José López Portillo (1976- 1982), con Luis Spota (1925-1985). El presidente Gómez- Anda, ¿Luis Echeverría?, y su sucesor Ávila Puig, ¿López Portillo). Spota sobre el viable candidato a la presidencia, determina Gómez-Anda de Ávila Puig, quien al conocer su designación por dedazo, “las rodillas se le doblaron”.

El dedazo se ha impuesto para designar un candidato a un cargo de elección, ¿sea de gobernador, presidente municipal o diputado? ¿Triunfos y derrota?, para unos y otros en las elecciones del 6 de junio en Guerrero y en otras entidades de la patria mexicana, lo que pudiese ser una incógnita, de lo que se desconoce y se quiere averiguar, como una operación variable en matemáticas, para quienes la estudian y se truenan los dedos con nerviosismo para encontrar la solución requerida. También en la política-electoral, candidatos esperan que los favorezca ya no el dedazo, una elección democrática con el triunfo arrollador en las urnas. Por la pandemia de COVID-19, restrictiva o prohibitiva de aglomeraciones, ¿Cómo será la votación de electores, si se aglomeran o no para emitir el libre sufragio?

Candidatos de cinco partidos y dos coaliciones, iniciaron campañas el 5 de marzo. Muy reñidas las venideras elecciones para gobernador de Guerrero. Entre candidatos, partidos y coaliciones, se dividen opiniones con enfrentamientos verbales o físicos ya ocurridos; confrontaciones entre candidatos o partidos, con los intereses del poder fáctico, de un grupo con mucho poder o influencia, por el elegido a un cargo. En el pasado y el presente político electoral, con la expresión en contra y a favor de un candidato: “El más odiado, el más querido”. Citemos del filósofo griego Aristóteles: “Todas las formas de gobierno serían buenas, con la condición que efectivamente velaran por el bien común”. Y por el dedo que destina con la expresión “¡tú eres el elegido!”, intercalemos coro del Himno Nacional Mexicano…”, que en el cielo tu eterno destino… por el dedo de Dios se escribió…”. Un destino político electoral por el dedo que señala al designado, ¡dedazo!

Comparte con tus amigos










Submit