Crónica: El sufrimiento prolongado

Crónica: El sufrimiento prolongado

Comparte con tus amigos










Submit

La vida de sufridos seres, es un calvario, del latín calvarium, y del griego golgotha, nombre de la colina donde fue crucificado Jesús, Jesucristo, Cristo. Gólgota, nombre arameo de calvario, deriva de un pueblo semita, nómada asiático. Calvario designa el vía crucis, camino de la cruz, destino doloroso. Un adjetivo que causa dolor, por el infortunio, suerte desdichada, de quienes han padecido y padecen un hecho o acontecimiento desgraciado. En sinonimia, doloroso, lamentable, lastimoso, que mueve a unos a la compasión.

El dolor, sensación penosa de una enfermedad, o del sentimiento anímico de sufrimiento por una contrariedad, o todo lo adverso que produce angustia que define estrechez, dificultad, apuro o escasez de medios económicos, con la aflicción o congoja. ¿Hay compasión para los males ajenos? No tuvo compasión, ¿o sí?, una interrogante de duda, del procurador romano de Judea (Palestina), Poncio Pilatos, que a propuesta del Sanedrín (Consejo Supremo del Judaísmo), condenó a muerte a Jesús, y se lavó las manos de sangre del inocente. Pilatos, con pila o pileta con agua, de gran escasez en tiempo actual muy crítico por los padecimientos que enfrentan seres en regiones terrestres.

Pilatos se lavó las manos luego de pronunciar “condemna ibis in crucem”, contra Jesús, y frente a una multitud que se agolpó hacia el Gólgota (lugar de cráneo), siniestro desierto consagrado por siglos a los suplicios más horribles en la historia de la humanidad, del sacrificio más cruel. En proceso de condena de Jesús, los fanáticos furiosos clamaban “¡crucifícale ¡”. Sin comparación, más en tiempo de fuerzas antagónicas en el proceso político-electoral, se aplica el verbo transitivo crucificar, por la crítica con saña contra un adversario político, con la exigencia de crucificarle su aspiración a un cargo popular en la elección del 6 de junio.

Y según los evangelios, durante el proceso de condena a Jesús, la multitud aglomerada pedía la liberación del agitador político Barrabás, en lugar de Jesucristo, que sufrió inclemente tortura antes de ser crucificado en el Gólgota, colina del antiguo Jerusalén, que se convirtió para el Mesías en un cruel calvario. Seres padecen un calvario, y cantarán con sentimiento letra musical de Agustín Lara (Aguirre y Pino).- “Santa, sé mi guía en el triste calvario de vivir…”. Santa, alusiva a la Semana Santa, que precede el Domingo de Resurrección, el retorno a la vida de Jesús, al tercer día después de su crucifixión.

Pasión, muerte y resurrección de Jesús. De niño, Jesús fue consagrado a una misión profética, con enseñanzas, incluso de la teología mística, por su madre María y José El carpintero, que lo protegieron de la feroz persecución del rey de los judíos, Herodes 1 El grande. Los evangelios le atribuyen la degollación de los inocentes. Y por la crueldad de Herodes contra los niños, citemos del poeta de Jerez (Zacatecas), Ramón López Velarde: “Gime también esta epopeya, escrita a golpes de inocencia, cuando Herodes a un niño de mi pueblo decapita”. En tiempo actual se difunde de regiones terrestres la crueldad, sin compasión, para niños inocentes. El calvario, Gólgota, vía crucis, define martirio, sufrimiento prolongado, penalidades, amarguras. Amarga realidad de seres destinados a un sufrido calvario.

Comparte con tus amigos










Submit