Crónica: La cuesta de enero

Crónica: La cuesta de enero

Comparte con tus amigos










Submit

In memoriam: En recuerdo. Con sentido pésame, a la familia de la doctora Myriam Ponce Ávila.

Periodo de dificultades económicas, la cuesta de enero, por los gastos extraordinarios de las fiestas de Navidad. Dificultad implica una situación difícil de resolver, especialmente por falta de dinero. “Poderoso caballero es don dinero”, letrilla de don Francisco Quevedo. Difícil para infinidad de personas y familias la falta del recurso para la diaria subsistencia, el dinero. Con letra musical: “El dinero no es la vida, es tan solo vanidad”. Que trae a colación locución latina: vanitas vanitatum et omnia vanitas (vanidad de vanidades y todo vanidad), todo es pasajero, hasta el orgullo y la vanidad. Envanece con la soberbia el poder del dinero, del que muchos seres carecen para hacer frente a dificultades.

La extrema pobreza y falta de bienestar con necesidades elementales y apremiantes como la alimentación, el padecimiento de enfermedades crónicas y letales, la educación de niños y jóvenes como un “sueño dorado”, el deseo vehemente del estudio que resulta para una ilusión halagüeña por situación paupérrima muy pobre que se padece en regiones. Satisfacciones de vida se frustran por la falta del vital dinero. Y “a cuestas”, sobre los hombros, el ser que carga su propia cruz en camino o destino doloroso como un viacrucis de Jesucristo, cruel, inhumano y tormentoso.

Inicia un año nuevo, 2020, con la incertidumbre. “La incertidumbre de tu amor me mata”, sentimental canción. Preocupa el cambio climático global, con mayor calor y frío, o afectaciones catastróficas en regiones. El ser humano abriga un mejor cambio de vida, no catastrófico en lo climático, que provoca honda inquietud mundial. Y una realidad de vida es la extrema pobreza o miseria que “llena de espanto”, como letra musical: “Miseria que llevo en la vida hace mucho tiempo como una tragedia escondida en mi sufrimiento”. Seres humanos con padecimientos por todo lo que afecta o daña.

Citemos de Ramón López Velarde “Suave patria”, amarga por sufrimientos encadenados; poética “Suave patria”, alusiva a la contaminación por concepto poético: “El niño Dios te escrituró un establo y los veneros de petróleo el diablo”. Pemex, con crítica histórica, con zonas de consumo urbano e industrial, y una red de tuberías, troncales de transporte y ramales de distribución, en periodos de historia, ha enfrentado crítica situación.

Un año más termina y la inquietud acrecienta el temor por lo que traerá el 2020. “La vida pasa y el mundo rueda y siempre hay algo que nos queda de tanto y tanto que se nos va (Juan de Dios Peza, “En mi barrio”). Barrios, colonias y pueblos de la región de Acapulco enfrentan retos difíciles de existencia y subsistencia por crítica situación económica y de inseguridad. Preocupaciones de familias por incrementos en productos alimenticios, servicios electrónico, telefónico, de transporte. El Acabús, según, no aumentará tarifa; por el crecimiento vehicular, mayor es la demanda de gasolina y diésel, el aumento a la gasolina o el gas licuado (doméstico).

El presidente de la Asociación de Gasolineros en Guerrero, Mariano Gutiérrez Mejía, aseguró que el precio de la gasolina no afectaría a los consumidores. ¿Cuál será su incremento? Y señaló que el presidente Andrés Manuel López Obrador “prometió que los combustibles no subirán de precio en términos reales; no estarán arriba de la inflación” (Novedades, 28 de diciembre). La cuesta de enero, con malos derroteros.

 

Comparte con tus amigos










Submit