Crónica: La patria de la exaltación

Crónica: La patria de la exaltación

Comparte con tus amigos










Submit

En la patria independiente se exaltan los valores y colores patrios. Mexicanos se exaltan o entusiasman por el patriotismo. Y por la independencia, un México independiente, rechaza toda inherencia, dominio o sujeción. México, con el sentimiento exaltado del fervor patrio en fecha conmemorativa de la Independencia, con el grito de Dolores, la noche del 15 de septiembre. Proclama patriótica del cura Miguel Hidalgo, el grito con el que se inició la sublevación mexicana contra los realistas.

En la parroquia de Dolores, Hidalgo tocó la campana “San José”, y convocó al pueblo a la insurrección, la mañana del 1 de septiembre de 1810. Símbolo de la Independencia, la histórica campana fundida en 1768. En 1896, de la iglesia de Dolores, fue llevada a la ciudad de México, y colocada en el balcón central del Palacio nacional. El tradicional grito la noche del 15 de septiembre, con vítores a la patria y a los héroes, en el crítico México actual, lo dio el presidente Andrés Manuel López Obrador, y gobernadores de entidades y presidentes municipales. En Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores, y en Acapulco, la presidenta Adela Román Ocampo, con respectivas banderas que ondearon. Se recuerda que Hidalgo tomó de la sacristía del santuario de Atotonilco un lienzo con la Virgen de Guadalupe que convirtió en bandera del ejército insurgente.

La campana y la bandera, símbolos de la Independencia, con poéticas expresiones. De una vetusta campana, muy antigua, como la que tocó Hidalgo, o campanas de una iglesia que aún se conservan, con frase del mexicano Salvador Novo, en “La campana”: “La torre de vetustos azulejos que es piadoso refugio de palomas, conserva su campana”. Y por las penas que se padecen, de Francisco López Merino, en poético “Momento”: “Florecen las campanas musicales congojas”. Y de la insignia patria, el poético “Toque de bandera”, de Palomino Manzanares, con cívica lección: “Desde niños sabremos venerarla”. Gritos de niños que agitan pequeñas banderas con gritos de entusiasmo “Viva México”, en escuelas primarias, y a su paso alegre por calles o avenidas.

Citemos del zacatecano Ramón López Velarde, en “Suave patria”, alusiva a México: “Tu barro suena a plata, y en tu puño su sonora miseria es alcancía” ¿Qué alcancía tiene el muy pobre? La patria es amarga por extrema pobreza o falta de bienestar y por todo lo que afecta o daña. Y no solo en territorio mexicano la exaltación o el entusiasmo por la celebración de la Independencia. Recordemos a nuestros niños y jóvenes en Estados Unidos, con sentida composición de Jesús “Chucho Monge”: “México, lindo y querido, si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido, y que me traigan aquí” Residentes o migrantes quizá con banderitas agitadas gritarían “¡Viva México!”. De la bandera que se iza a toda asta el 15 de septiembre, y el de noviembre, la promulgación de la Independencia por el Congreso de Chilpancingo en 1813. Y en su ´poético “Diez y seis de septiembre”, el yucateco Andrés Quintana Roo, afiliado a la causa insurgente y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente que hizo la declaratoria de la Independencia en 1813, con la sentida aclamación:”¡Libre la patria sea!”

Comparte con tus amigos










Submit