Crónica: La tradición más sentida

Crónica: La tradición más sentida

Comparte con tus amigos










Submit

El culto a nuestros difuntos, en sentido y festivo recuerdo, el día 1 y 2 de noviembre. Una tradición que remonta la época prehispánica. Entre los aztecas o mexicas, las calaveras de los sacrificios eran una referencia a la muerte. Las calaveras fueron los símbolos más representativos. De los aztecas que veneraban a Miquiztli como dios de la muerte. Se cree que las calaveras estaban vinculadas al culto de Coatlicue, diosa azteca de la Tierra, madre de Huitzilopochtli, divinidad principal de los aztecas que los guio en forma de colibrí en su emigración hacia el Valle de México. Y después de algunos asentamientos en regiones, finalmente encontraron el lugar donde un águila devoraba una serpiente, donde fundaron la gran Tenochtitlan.

Frente al Templo Mayor de Tenochtitlan se encontraba el Tzompantli ( muro de calaveras ). Sólo queda el recuerdo histórico, con el sentido duelo por nuestros difuntos, niños, adolescentes y adultos. Y las calaveras, versos festivos, creativos de los vivos. Nacido en Aguascalientes, el grabador José Guadalupe Posada, con sus calaveras de frente, cautivó a vivientes con risotadas. Con la pregunta y respuesta del filósofo alemán Arthur Schopenhauer: ¿Dónde están los muertos? “Entre nosotros”, “Estamos juntos”. Por ineluctable o inevitable la muerte, juntos estaremos en cementerios.

Y rimemos: “Calaveras del terror, ¡qué horror!, siembran el pavor, en toda región…” Y la maldad, oprime el corazón, la muerte sin piedad, en trágica realidad…” Y se pregunta:¿El ser mortal en la inmortalidad? El filósofo griego Platón, con sus teorías platónicas. En el Fedón, diálogo en el que trata de la inmortalidad del alma espiritual con la reencarnación, un legado de la cultura oriental, asimilada por Platón. La reencarnación de un muerto en otro ser, es una creencia antigua de culturas con teorías, algunas disímbolas, referente a las almas de los difuntos que pueden reencarnar, o resucitar en otro ser. Teorías o ideas opuestas sobre la purificación espiritual, o la degradación del alma que podría reencarnar en el cuerpo de un animal.

Sería un castigo divino o maligno por los males en Tierra, reencarnar en una especie animal, con voz onomatopéyica: En un perro -¡guau guau!-, en un gato- ¡miau!-, en un gallo – ¡quiquiriquí!-, y/ en un burrito que rebuzna con las cinco vocales: “¡A, E, I, O, U! Con la expresión conocida: “¡El burro sabe más que tú! Creencias antiguas de la resurrección. La bíblica resurrección. De Jesucristo que resucitó tres días después de ser crucificado por orden del procurador romano Poncio Pilato. Y el culto a nuestros difuntos, sentido y festivo, para quienes hemos perdido a un ser querido.

Comparte con tus amigos










Submit