Crónica: Las tensas relaciones

Crónica: Las tensas relaciones

Comparte con tus amigos










Submit

Las relaciones internacionales, entre México y Estados Unidos, con la ruptura violenta por histórico conflicto fronterizo de Texas, del 8 de marzo al 12 de mayo de 1846, con la declaración de guerra a México, por el presidente norteamericano James Knox Polk, el siguiente día en citado año. Se vivió una gran tensión por conflicto de guerra con relaciones suspendidas. Mas las hostilidades terminaron con el Tratado de Paz, Amistad y Límites del 2 de febrero de 1848, firmado en Guadalupe de Hidalgo (Ciudad de México). El gobierno de México cedió al país agresor 2.5 millones de kilómetros cuadrados correspondientes a Texas, Nuevo México, Arizona, Alta California y parte de Tamaulipas.

Texas, antigua provincia mexicana donde se establecieron millones de colonos norteamericanos, aún después de la prohibición del 6 de abril de 1830. Texas se convirtió en estado de la nación americana. Las prohibiciones migratorias de sucesivos gobiernos de Estados Unidos, a la entrada de migrantes a su territorio, endurecieron con la represión a personas o familias de emigrantes de México u otros países. Y durante el gobierno de cuatro años de Donald Trump, aumentó la hostilidad, racismo y desprecio a los migrantes extranjeros. El American, americano o norteamericano, unos receptivos con medidas de protección, salud y empleo a emigrantes, y otros, déspota y agresivos contra los que llegan a su territorio.

Y en su primer día de presidente de Estados Unidos, Joe Biden aprobó un paquete con 17 órdenes ejecutivas, entre ellas: Congela la construcción del muro fronterizo contra la emigración, y la detención de indocumentados que Trump había instruido ampliar contra emigrantes, y la propuesta de Biden de dar ciudadanía a migrantes en Estados Unidos, y que paraliza las deportaciones durante cien días. Las relaciones internacionales, parte del derecho internacional público que estudia las relaciones entre los gobiernos y las naciones. Se pregunta, con lo que establece el derecho constitucional sobre las relaciones de los poderes públicos: ¿Habrá una mejor relación entre México y Estados, con sus respectivos presidentes?

El 22 de enero, el presidente Joe Biden llamó por teléfono y conversó con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien opinó de lo que habló con Biden: “Fue amable y respetuoso”, y auguró que las relaciones entre México y Estados Unidos “serán buenas” por el bien de las dos naciones. Y ¿Quién de López Obrador y Biden, expresaría uno al otro: ¡Que Dios lo bendiga! En inglés, “god bless you”. Y ya terminada la conversación telefónica, ¿Quién de los dos “soltó una carcajada”, en inglés, “he burstout laug hing”. El presidente Biden también llamó por teléfono al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, en tiempo de los vínculos de tensión de Estados Unidos con sus vecinos de América del Norte.

Y en las relaciones diplomáticas, el gobierno mexicano designó a su nuevo embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán, con expresión en español y en inglés: “Él ha sido designado por el gobierno” (“he has been appointed”). Estados Unidos otorgó su beneplácito, aprobación y consentimiento, al embajador “extraordinario y plenipotenciario” mexicano. ¡Ah!, las relaciones internacionales, diplomáticas, gubernamentales, de partidos políticos, públicas, sociales, laborales, y sentimentales, con los conflictos que no terminan como canción de Manuel Álvarez-Beigbeder Pérez, “El amor acaba”, “porque el sentimiento es humo y ceniza la palabra”, y/o la romántica composición de Carlos Eleta Almarán, “Historia de un amor”, “que le dio luz a mi vida apagándola después, ¡ay que vida tan oscura, sin tu amor no viviré!”.

Comparte con tus amigos










Submit