Crónica regional

Crónica regional

Comparte con tus amigos










Submit

De las siete regiones de Guerrero, Acapulco no solo es atrayente por su belleza natural o clima tropical, también por su origen histórico y leyenda etimológica. 

Acapulco comprende un solo municipio; la región norte, 16, con municipios históricos, Iguala de la Independencia, Taxco de Alarcón o Ixcateopan de Cuauhtémoc; Tierra Caliente, con nueve, Zirándaro “es bonito”, Arcelia, Tlapehuala o Coyuca de Catalán, por citar; y la región centro, con 11 municipios, su capital Chilpancingo, con Tixtla y Chilapa, artesanas; la Montaña, con 18, Olinalá, su “cajita musical” y otros municipios donde se asientan familias con pobreza extrema; Costa Grande, con ocho municipios, el más extenso es Coahuayutla, región con un puerto de atracción, Ixtapa Zihuatanejo, cercanos al municipio de Acapulco, Coyuca de Benítez o Petatlán; y la Costa Chica, con 13, San Marcos “tiene la fama”, con la histórica Ayutla de los Libres. 

Regiones, con sus respectivos municipios en espacio geográfico, con el peso y la evolución demográfica, con la sobrepoblación y una problemática regional por causas de inseguridad y otros males que se padecen, como la carencia de un bienestar familiar o colectivo. En toda región, la grave situación, con lo malo o peor, por terrible, inhumano o atroz.

Se vive y padece un estado de tensión por la rivalidad enconada con el enfrentamiento entre personas o comunidades que amenaza una ruptura violenta. Por retos y amenazas, la normalidad se trastoca y trastorna.

Y la voz del pueblo (vox populi) clama en toda región por el retorno a la normalidad con el deseo de paz, orden y civilidad. Municipios violentados, leyes vulneradas, con la constitución federal, local y orgánica del municipio libre.

Diremos, con locución latina, “iuris tamtum”, solo presunción de derecho; los que hablan de leyes y las transgreden. Y según una lectura constitucional, los municipios están investidos de personalidad jurídica.

Se desea un cambio menos severo en lo climático, por el calentamiento global que resulta ya una gran amenaza, y un cambio a la normalidad social. Un cambio político-electoral en Acapulco el 1 de julio, con el triunfo de Adela Román Ocampo, quien ya preside el Ayuntamiento o municipio de Acapulco de Juárez, apellido del reformador que lleva por decreto número 28 del 27 de junio de 1873, firmado por el gobernador Diego Álvarez. Precisa el artículo 115 de la Constitución federal, el artículo número 100 de la local y se establece en el Bando de Policía y Gobierno: “ el municipio administrará libremente su hacienda”. Por situación financiera crítica, la presidenta Adela Román Ocampo pidió al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en reciente visita al Puerto, un rescate o apoyo financiero para Acapulco.

Comparte con tus amigos










Submit