Crónica: Ritmos de vida

Crónica: Ritmos de vida

Comparte con tus amigos










Submit

La vida está sujeta al tiempo como barco anclado en el mar. Vida o existencia, y periodo de tiempo entre el nacimiento y la muerte. La vida de infinidad de seres humanos, en una penosa y difícil subsistencia, de todo lo que es necesario para vivir. La crisis ensombrece la vida.

Tiempo de perturbaciones climática- atmosféricas, con desastres en regiones por inundaciones, y lo que perturba por situaciones o circunstancias violentas en regiones terrestres. Don Renato Leduc con la “Sabia virtud de conocer el tiempo…” Se conoce el buen tiempo por una convivencia humana, de bienestar, armonía y paz, y el mal tiempo por todo lo que arrebata la existencia con el dolor y el llanto prolongados.

Tiempo, inexorable o inevitable con el cambio climático global que afecta regiones terrestres. El mal tiempo, implacable como un huracán devastador. Tiempo, impredecible o inesperado, del climático atmosférico aún con el pronóstico meteorológico, y por las situaciones o circunstancias trágicas que se vive y se padecen. Una vida vulnerable de seres con el daño físico- moral, se encadena al eterno padecimiento. El ser vulnerable por letal enfermedad de gran afección orgánica.

Destinos de vida como la de migrantes. Destino es el encadenamiento de sucesos considerado como necesario y fatal. En sinonimia, destino es hado, sino fortuna, suerte, estrella. El camino es vía, senda, “por la que se pasa y no se vuelve a pasar”, por lo trágico existencial. En letra musical de Omar Geles, “Los caminos de la vida…no son como yo pensaba….como los imaginaba”. Caminos tortuosos de vida. Con expresión poética de Antonio Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar… Un mal destino o camino de familias de migrantes por la política migratoria y discriminatoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump ¿Con la xenofobia del presidente magnate qué camino depara a la humanidad?

El Tiempo, con lo favorable y lo adverso. El ser humano porfiado en construir una vida con mayor fortaleza de ánimo para lograr objetivos ¿Un arquitecto de su propio destino?, como frase de Amado Nervo, “En paz”, en “largas noches de penas”, y la expresión de “Vida, nada me debes”….”Vida, estamos en paz”. La paz se desea. La vida del ser humano, semejante al ritmo de música o versos con la repetición, débil o más fuerte que se viven, por la sucesión o acaecimiento de cosas buenas y malas. El tiempo, es el devenir, movimiento por el cual las cosas se transforman, como la llamada “Cuarta transformación” que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y con ritmo de mar, una vida eterna, a placer la arena, encanto de soledad ¡Qué viva el mar!, en rítmico cantar, a la mar entonar, himno a la libertad. Ritmo de mar, de fauna y flora, la tierra llora, lo quieren matar ¡Ecocidas del mal!

Comparte con tus amigos










Submit