Crónica: Un sufrimiento atroz

Crónica: Un sufrimiento atroz

Comparte con tus amigos










Submit

Muy intenso, el padecimiento de seres con afligido sentimiento por enfermedad de prolongado sufrimiento y sufrida la espera, a mortales les desespera por mal que irrita y exaspera. Privaciones o carencias elementales de la existencia y la subsistencia sufren mortales. La aflicción, que es tormento, ¡maldita enfermedad!, priva a seres de vida, ¡qué agonía por muertes muy sentidas! Sin compasión o piedad, en tiempo de mortal pandemia, la gran calamidad para una sufrida humanidad. Una amenaza mundial.

¿Se vive y padece un infierno terrenal, causa de un gran malestar, sin compasión ni piedad, por todo lo que provoca una gran mortandad? La mayor proporción de defunciones por COVID-19 (coronavirus) o letal pandemia, con la más sentida pena, es para la humanidad terrible condena. La enfermedad y la maldad dañan y afectan a sufrida humanidad.

Y, con el verbo transitivo esperar, abrigamos la esperanza, ¡que no vaya a empeorar la pandemia!, que un bienestar con salud arrebata. ¡Salud, bienestar, seguridad y felicidad!, todo lo que anhela el sufrido mortal. Y con locución latina deo volente (si Dios quiere), Dios mediante nos salve de situación o circunstancia infernal. Del latín infernum (infierno), sea el lugar donde los condenados sufren un castigo eterno, lugar donde hay alboroto, discordia o malestar o infierno por la serie de circunstancias adversas que se sufren en calamitosa tierra.

Y citemos del Evangelio de San Lucas con lectura en “Los grandes iniciados”, de Édouard Schuré: “En viaje con sus padres, María y José, a Jerusalén, Jesús descendió a los barrios populares donde vio a enfermos, leprosos, paralíticos, cubiertos de toda clase de úlceras, que le pedían socorro. Jesús se fue lleno de tristeza y angustia y un grito profundo salió de su corazón: “¡Padre celestial! ¡Quiero saber! ¡Quiero curar! ¡Quiero salvar!”. Los que padecen temible contagio del virus quieren sanar y con esperanza, la segunda de las virtudes teologales, se pregunta: ¿cuándo saldrá la humanidad de prolongada crisis por pandemia? En toda región se adoptan medidas rigurosas para evitar el contagio del nuevo coronavirus, que es causa de espanto por eslabonado número de muertos y contagiados en regiones. Sufrir es padecer un daño o dolor físico-moral por letal pandemia, que dispone la cuarentena de cuatro mil millones de personas en el mundo. Cuarentena es el aislamiento impuesto a las personas, buques y mercancías que proceden de algún lugar en el que hay una enfermedad contagiosa: la pandemia, enfermedad de un brote epidémico de gran intensidad que afecta a los habitantes de una determinada región. Con gran desolación, se observa “fantasma” una región, sea de intenso frío o calor; domina el miedo o el temor.

Comparte con tus amigos










Submit