Crónica: Zozobra mundial

Crónica: Zozobra mundial

Comparte con tus amigos










Submit

Zozobra, de inquietud y temor. Zozobrar, naufragar por embate impetuoso del mar con la fuerza del viento, o embate, del fracaso de un proyecto de vida. La humanidad de los trágicos destinos por graves afectaciones del COVID-19; huracanes con fuertes vientos y precipitaciones pluviales con inundaciones; la amenaza de guerra “sin tregua” entre Estados Unidos y China, con alta mortalidad por coronavirus y con embates huracanados en sus territorios. La pandemia, con elevada cifra de contagiados y muertos en la asiática China y en Estados Unidos, entre otros países, como México, afectados por letal COVID-19. Y para colmo de males, violentos vientos y la fuerza huracanada provocan en regiones terrestres el terror, miedo muy grande, con la inquietud por amenazas belicosas aéreas entre China y Estados Unidos. Según, desencadenarían una tercera guerra mundial, después de la primera y la segunda, más sangrienta en la historia bélica.

 

Males pasados y actuales de guerras, epidemias, ciclones o huracanes en mayor número por el cambio climático anunciado como más catastrófico cada año; males que causan una psicosis de miedo colectiva; el coronavirus extremó la pobreza en regiones de un mundo caótico. Y el tiempo climático-atmosférico, más perturbador y dañoso en 2020 con las intensas y más frecuentes lluvias, con inundaciones que traen el desastre a tierra.

 

La temporada de lluvias en determinada región tiene una fecha de inicio y terminación. Lo que no tiene límite, de nunca terminar, es el odio, que hace mucho daño como la violencia huracanada por el estado de ánimo impetuoso de seres violentos. Se sufre el tormento como aflicción por todo mal que afecta, el COVID-19 o la perturbación atmosférica más violenta que deja a su paso el desastre.

 

Regiones del mundo, afectadas por la fuerza encadenada de una tormenta, huracán o ciclón, se dice, más violentos que Íngrid y Manuel o Paulina, que afectó el puerto de Acapulco, y comunidades de Guerrero.

 

La actual tormenta tropical, Hernán, afectó 900 viviendas en Costa Grande, con daños en Costa Chica, con inundaciones y deslaves en Guerrero, Oaxaca, Colima y Jalisco. Y el violento huracán Laura, que se degradó a tormenta tropical, dejó, además de daños, cuatro muertos en Luisiana (EU) a orillas del Golfo de México.

 

Lluvia (del latín pluvia) proviene del permanente vapor de agua en la atmósfera. Cuando inicia o reinicia, toma desprevenidos en calle a adultos, jóvenes y niños. Con rítmica letra musical versada en La Habana, Cuba, ¡chico!: “Parece que va a llover, el cielo se está nublando; parece que va a llover, ¡ay!, mamá, me estoy mojando”.

 

Y se lucha con medicamentos o remedios naturales contra el COVID-19 en espera de la vacuna inmunizante; se lucha en vías inundadas para salvar vidas; políticos luchan para salvar el “hueso”, y científicos han luchado contra el cambio climático global, que multiplica ciclones, provoca el avance de zonas áridas, el derretimiento de los polos, hundimiento de las zonas costeras y lo que ha afectado la biósfera (conjunto de ecosistemas) debido a los gases industriales y domésticos, que ocasionan un aumento de las temperaturas promedio.

 

Comparte con tus amigos










Submit