“Cuando un amigo se va…”

“Cuando un amigo se va…”

Comparte con tus amigos










Submit

El gobernador de la transición, de convicción demócrata, que supo reconocer la victoria de Zeferino Torreblanca, como gobernador por el PRD-PAN; que reconoció las primeras victorias del PRD en Iguala, Acapulco, Zihuatanejo, Petatlán, desde luego Alcozauca, Malinaltepec y otros ayuntamientos del PAN y PT. Lo viví y constaté, yo desde el PRD vi cómo se le presionó desde el centro para desconocer los resultados. Aguantó y su cuadro de honor está intacto en el Museo Regional de Chilpancingo.

Esta acción política en esos años no era fácil reconocer cuando aún existía el presidencialismo duro y autoritario. Amigo leal de Othón Salazar Ramírez, del doctor Pablo Sandoval, de Octaviano Santiago Dionisio, René Lobato, Arturo Martínez Nateras, de Mary de la luz Núñez y muchos más opositores.

Triste 26 de julio cuando temprano te habla Arturo Abarca y te dice que el Lic. René Juárez acaba de morir, y en seguida el inseparable Luis Meléndez lo ratifica. Y la voz más triste, la de su hijo René quien confirma que un gran guerrerense se ha ido para siempre. Su cuerpo estará en Gayosso Santa Fe, CDMX. Ya habrán días para un gran homenaje al gobernador que podía caminar solo por las calles y lo respetábamos, lo saludábamos con gusto, y te invitaba a caminar a pasos amplios que yo ya no aguantaba. Y luego a comer comida japonesa. Sus guayaberas con un botón en cada lado del cuello de las prendas, que se la ponía una tía costurera. Su papá Ricardo Juárez y su mamá Carmen Cisneros López.

Sí, lo considero un amigo, un amigo que se fue, siempre estará en mi memoria y que la política extrañará, nuestro estado y su partido, que al final lo maltrató. No le permitió la reelección, cuando hasta de gobernador hubiera sido electo. Presidente nacional del PRI en la etapa del declive, cuando algunos abandonan el barco.

Hombre fuerte y sincero, deportista, constructor de acuerdos y de unidades, un político, político. De 65 años, acapulqueño que trabajó desde abajo, fue auxiliar de intendencia, analista, él sí producto del esfuerzo, egresado de la UAGro. Nunca dejó de preocuparse y ocuparse de las comunidades, los pueblos, barrios y colonias de su Acapulco, él declarara a la isla de La Roqueta y a las lagunas de Coyuca y Tres Palos como áreas naturales protegidas. A la vez tierno con la gente, dicharachero e impulsor de la cultura de nuestro estado, y amigo, conocedor del “El Quijote”, su seguidor. Su lenguaje muy de la Costa.

Presidente municipal de primera, el gobernador era José Francisco Ruiz Massieu, y se daban sus entres de debate, me consta, en un trayecto de camino por el boulevard de Las Naciones con el entonces procurador Ignacio Morales Lechuga, René manejando y yo, se habló de la pluralidad y de la Cámara de Diputados que se iba a elegir y la tarea central, la reforma política, que daría independencia al órgano electoral del gobierno como un ente del estado. Fue gobernador de abril 1999 a 30 de marzo 2005.

Hombre de solidaridad, el que un 15 de septiembre de hace 17 años tomó un helicóptero y en la noche ayudó a rescatar a la familia del estimado Carlos Salomón Cámara, accidentado cerca de Tierra Colorada, donde murió la hijita de Salomón y se rescató a Carlos chico, que por cierto hace unos días murió.

Qué triste perder a un buen guerrerense, a un amigo.

“Cuando un amigo se va
Queda un espacio vacío
Que no lo puede llenar
La llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
Queda un tizón encendido
Que no se puede apagar
Ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
Una estrella se ha perdido
La que ilumina el lugar
Donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
Se detienen los caminos
Y se empieza a rebelar
El duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
Galopando su destino
Empieza el alma a vibrar
Porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
Queda un terreno baldío
Que quiere el tiempo llenar
Con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
Se queda un árbol caído
Que ya no vuelve a brotar
Porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va
Queda un espacio vacío
Que no lo puede llenar
La llegada de otro amigo”
Ese fue y es René Juárez Cisneros.

Comparte con tus amigos










Submit