Cuba, ¿hacia dónde? Parte IV

Cuba, ¿hacia dónde? Parte IV

Comparte con tus amigos










Submit

Desde que Cuba se salió del control del capitalismo estadounidense, la derecha no ha cesado en buscar la caída del régimen cubano, pero quienes piensan que, por la inconformidad interna de una gran parte de esa sociedad, Cuba volverá a restaurar el capitalismo, creo que están equivocados. De las dos fuerzas políticas internas principales de ese país, ninguna tiene ese objetivo, al menos en una forma explícita, la burocracia dominante, no es pro imperialista o pro yanqui, sabe que eso significaría perder su aplastante y absoluto poder; por otro lado, la parte que está excluida del régimen totalitario y dictatorial, están conscientes, que, de colocarse a favor del capitalismo yanqui, se harían acreedores del repudio interno y externo.

Por lo tanto, ahí solo quedan dos alternativas: la primera, seguir sin cambios, aunque cada vez será mayor la protesta y habrá mayor represión; y la segunda, sería la de llegar a un acuerdo para una reforma total política y económica del régimen, solo que esto último significaría tomar el camino de la construcción del socialismo mediante una auténtica democracia moderna, pero socialista y proletaria.

Volver al capitalismo expoliador, excluyente, en donde la mayoría de las empresas agrícolas, industriales y turísticas estén en manos de los gringos, esa alternativa está vedada, los cubanos no han olvidado su historia reciente, en donde los que manejaban la economía eran yanquis, ellos tenían el control de la tierra y los ingenios azucareros, eran hacendados; en donde los mafiosos o hampones norteamericanos tenían a Cuba como lugar de descanso o refugio, por ejemplo, Luky Lucciano, el creador de la “cosa mostrar” de las mafias, fue un huésped permanente de Cuba, debido a que tenía prohibido entrar a los EE.UU. y por tal razón, este señor, desde Cuba manejaba sus “negocios”, o más bien a su mafia; los gringos convirtieron a Cuba en un prostíbulo.

Así, en el presente, Cuba tiene como reto, liberalizar y democratizar al régimen, introducir una economía de mercado, de libre competencia, intolerante a los monopolios, una economía en donde todos tengan las mismas oportunidades; todas las empresas serán manejadas por todos y cada uno de los trabajadores, en las empresas grandes, de ser necesario, se asociarán con inversores; todas ellas, obedecerán a un plan, que se implementará democráticamente, ya no será una planeación burocrática y centralista, sino democrática y descentralizada.

Comparte con tus amigos










Submit