Cuestiona Corte a EU por “Quédate en México”

Cuestiona Corte a EU por “Quédate en México”

Comparte con tus amigos










Submit

Señala que el Presidente Joe Biden estaba tratando de jugar con los tribunales al introducir una nueva política de asilo a fines de la semana pasada


El gobierno de Estados Unidos fue interrogado acerca de que si terminó de forma indebida el programa de asilo “Quédate en México” de la Administración Trump, en una audiencia que se produjo en un momento en que la inmigración a través de la frontera mexicana ha aumentado.

Asimismo un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito también preguntó este martes si el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) del Presidente Joe Biden estaba tratando de jugar con los tribunales al introducir una nueva política de asilo a fines de la semana pasada. Según los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), el nombre oficial del programa, unos 70 mil solicitantes de asilo deben esperar en México en lugar de en Estados Unidos mientras se resuelven sus solicitudes

La publicación de la nueva política del MPP el 29 de octubre “viene acompañada de cierta sospecha de maniobra”, dijo el juez de circuito Andrew Oldham al principio de la audiencia. Preguntó por qué el DHS esperó hasta unos días antes de los argumentos orales, “cuando todo lo que está diciendo podría haberse hecho inmediatamente” después de que un juez de primera instancia en Amarillo ordenara al departamento que restableciera el MPP en agosto.

Brian Ward, abogado de la Administración Biden, dijo que el Secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, había estado demasiado ocupado. “Nosotros también estamos ocupados”, respondió Oldham.

Ward dijo posteriormente que el DHS se había esforzado por volver a poner en marcha el programa, de buena fe, desde la sentencia de Amarillo, aunque Estados Unidos aún no había llegado a un acuerdo con México sobre los detalles.

Poner fin al MPP fue uno de los primeros actos de Biden como Presidente. El juez de Amarillo, Matthew Kacsmaryk, designado por el ex Presidente Donald Trump, ordenó que se restableciera el programa después de que Texas y Misuri presentaron una demanda, alegando que había logrado frenar la ola de inmigrantes no autorizados a través de la frontera sur de Estados Unidos.

La disputa legal se desarrolla mientras cientos de miles de personas de Centroamérica y otros lugares han llegado a la frontera en los últimos meses y las detenciones de migrantes se han disparado. Los republicanos dicen que la crisis es una prueba de que las políticas de Trump funcionaron, mientras que el Gobierno de Biden argumenta que la permanencia en México está haciendo más mal que bien.

En los argumentos del martes, el abogado de Texas, Benjamin Wilson, acusó a Estados Unidos de participar en “una especie de patrón” de programar sus anuncios de políticas para influir en los procedimientos judiciales. (Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit