Culpa Capama a restauranteros por escurrimiento de aguas residuales en zona Diamante

Culpa Capama a restauranteros por escurrimiento de aguas residuales en zona Diamante

Comparte con tus amigos










Submit

El escurrimiento de aguas negras que fue exhibido a través de redes sociales por parte del ex presidente del Instituto Federal Electoral Luis Carlos Ugalde Ramírez la zona Diamante, fue por el taponamiento a un canal pluvial que hicieron restauranteros de esa zona, aseguró el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) José Ramón Aysa Neme.

“Yo pienso que él realmente lo que tuvo fue una foto del lugar, no constata que es, nosotros ahorita reenviando ese twuiter y la información que obtuvimos  de revisar el agua”.

Durante un recorrido que realizó la alcaldesa Adela Román Ocampo, a esta zona de playa, se refirió así a la publicación que hizo el ex presidente del IFE, “si vamos a mandar una cartita a Reforma y todo, es que es una muy mala costumbre que nos llega una noticia y la replicamos y queremos ganar la exclusiva para de publicar lo que le hace daño Acapulco”.

En tanto, el titular del organismo, se refirió así con los prestadores de servicios, que provocaron el taponamiento del canal pluvial.

“Cada vez que ustedes tapan se acumula el agua en la tubería, entonces el mal olor que perciben en la tubería es precisamente por esa labor que están haciendo. Si el canal pluvial queda abierto y va desfogando siempre no acumula agua y funcionaria como pluvial”.

Argumentó que con las lluvias del miércoles se abrió el canal pluvial y empezó  a vertir el agua ahí estancada, “por eso detectan algunas personas un mal olor de las aguas, sin embargo fue tan fugaz el proceso que hoy (ayer) en la mañana que llegamos a darle seguimiento a la revisión del día de ayer ya ni el escurrimiento existe, y se volvió a taponear la zona del canal”.

Señaló que es importante invitar a la ciudadanía a ser muy responsable en la cuestión de los vertimientos y de las aguas. Asimismo hizo un llamado a la conciencia de la población para evitar el mal manejo de la información.

“El tema es que fuéramos conscientes del daño que provoca estar irresponsablemente diciendo que cualquier escurrimiento es agua negra, esto afecta la forma de vida de todos los acapulqueños”.

Por su parte, la alcaldesa Adela Román Ocampo, pidió a los prestadores de servicios de esa zona que dejen taponear el canal pluvial ahí ubicado, porque el Ayuntamiento tomará otras acciones.

Recordó que en la zona Diamante no hay un sistema de drenaje y ahí solo funcionan las plantas tratadoras.

“Aquí lo que tenemos que hacer es que a través de Capama los condominios y casas contraten los servicios con Capama para que puedan desahogar sus fosas sépticas y evitar que las aguas lleguen al mar”, puntualizó.

Comparte con tus amigos










Submit