Derecho a disentir

Derecho a disentir

Comparte con tus amigos










Submit

En las elecciones del primero de julio de 2018 en Ayutla de los Libres se distinguió por haber utilizado el método de usos y costumbres.

Se reunieron los habitantes de 140 comunidades en el zócalo y, a mano alzada, decidieron quiénes serían sus nuevas autoridades.

Haber desechado la elección a través de urnas fue un proceso arduo de estos habitantes.

Se llevaron más de cinco años para persuadir a los habitantes para cambiar el método de elección.

En este proceso participaron autoridades del Instituto Estatal de Participación Ciudadana, el Gobierno estatal, los comisarios y hasta el Gobierno municipal, también colaboraron los partidos políticos.

Evidentemente, los partidos trataron de inducir a la opinión pública, pero fueron vencidos y ganó la posición de usos y costumbres.

Hubo una mayoría que se inclinó por una votación directa y abierta.

Como cualquier democracia, gana el personaje que adquiere el mayor número de votos y la minoría se disciplina.

Hace unos meses estuvo en la mesa de discusión regresar al sistema de votación de partidos políticos.

Volvió la controversia y con ello la discusión impregnada de argumentos.

Pero ahora asoma la discriminación y la intolerancia, temas que parecían ya superados porque habían logrado convivir la minoría sobre la mayoría.

El resultado de esa intransigencia fue la expulsión de 32 familias por presentar la iniciativa de participar a través de partidos políticos.

Esta manera de actuar es, desgraciadamente, una vertiente de la violencia. Sí, un fanatismo que inhibe otras maneras de ver el mundo.

Aquí, en Ayutla, prevaleció la fuerza de la mayoría y descartaron la fuerza del silogismo.

Comparte con tus amigos










Submit