Desarrollan anticuerpos que protegen a los monos de un virus similar al VIH

Desarrollan anticuerpos que protegen a los monos de un virus similar al VIH

Comparte con tus amigos










Submit

Este avance representa un enorme paso en la lucha contra del VIH. Estos anticuerpos se introducen por vía subcutánea


MÉXICO.- Un grupo de científicos estadounidenses lograron modificar genéticamente dos anticuerpos capaces de proteger a monos de un virus similar al VIH, según reveló un estudio publicado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

La investigación fue desarrollada por el Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciones (NIAID, integrado en los NIH), donde experimentó en macacos Rhesus con dos “potentes” anticuerpos ampliamente neutralizadores (bNAbs, por sus siglas en inglés), el “3BNC117-LS” y el “10-1074-LS”.

En el estudio se precisó que después de introducir en ambos “bNAbs” mutaciones genéticas, se prepararon “infusiones” para inyectarlas por vía intravenosa en distintos grupos de primates.

Los investigadores se percataron que las “infusiones individuales” de cada “BNAbs” en dos grupos compuestos por seis simios cada uno, ofrecieron una protección de hasta 37 semanas ante una explosión semanal del SHIV, que es una mezcla entre el virus que ataca a estos animales (SIV) y el que se desarrolla en el hombre (VIH).

En cambio, la protección en otros doce monos a los que no se les inyectó estas “infusiones individuales” solo duró, de media, unas tres semanas, reveló el estudio.

Los científicos también analizaron la eficacia de las inyecciones subcutáneas aplicadas a seis monos, en las que combinaron ambos “bNAbs” modificados.

Tras estos estudios, la comunidad científica ha considerado que la vía de administración subcutánea es la más apropiada para centros clínicos con recursos limitados”.

A mezcla de “bNAbs” que contenía una concentración tres veces menor que las infusiones intravenosas individuales, protegió a los sujetos durante una media de 20 semanas.

Con los resultados se demuestra que las mutaciones genéticas introducidas en los citados anticuerpos incrementaron su durabilidad tras ser inyectadas, lo que extendió el periodo de protección.

La conclusión de estas pruebas indica que se unen a otros medicamentos candidatos y tecnologías biomédicas, cuyo objetivo es ofrecer protección a largo plazo contra el VIH, ante la ausencia de una vacuna como tal.

Comparte con tus amigos










Submit