Desastres al cambio de administración

Desastres al cambio de administración

Comparte con tus amigos










Submit

El sismo del martes 7 de septiembre de 2021 junto con sus réplicas lleva un saldo preliminar de 15 mil damnificados y casi 8 mil viviendas con daños, en 40 de los 81 municipios, de acuerdo con la información del gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, en una nota publicada en Novedades Acapulco. Los damnificados han tenido que buscar dónde mudarse porque sus viviendas quedaron inhabitables y donde pernoctaban ya no lo pudieron hacer por las lluvias.

Ningún desastre es oportuno, la fortuna de esta contingencia es que el saldo de muertos y heridos es menor para la magnitud del sismo de 7.1 que en otras partes del mundo se considera como terremoto.

Así como las desgracias son inoportunas e inesperadas, por eso es que en cualquier familia se tiene un fondo destinado para medianamente hacer frente a los problemas. En el caso del Gobierno federal era el Fondo Nacional para los Desastres (Fonden) que se extinguió en junio pasado, sin ser sustituido por nada, más que por la promesa de que las ayudas se entregarán de manera directa sin intermediarios.

La justificación del presidente Andrés Manuel López Obrador para desaparecer el Fonden es que era motivo de corrupción, lo cual puede ser cierto; pero como él mismo dice, eso era en gobiernos anteriores, ahora pudo ser diferente. El manejo del Fonden estaba a cargo de la Secretaría de Gobernación y sus áreas de Protección Civil, titulares que ahora son designados por López Obrador. Es decir, si había un manejo turbio y corrupto en anteriores gobiernos, no tendría por qué repetirse con el actual.

A estas alturas, del tiempo en que ocurrió el sismo y la contingencia no hay en Guerrero en realidad quién haga frente a las demandas de los damnificados, salvo escucharlos y tomar evidencias de los daños. Tanto el Gobierno estatal como los municipales están en el proceso de entrega-recepción de las administraciones. Los salientes están entregando las arcas y los entrantes las están recibiendo. Así que dinero no hay.

El que pudo salir a atender a los damnificados es el Gobierno federal a través del Fonden, pero como no hay fondo, no pudo hacerlo. El fondo se usaba para enseres domésticos, alimentos, medicamentos, colchones, es decir, para instalar albergues medianamente equipados para atender a quienes se quedaron sin vivienda. Nada hubo de eso, fueron las canchas donde la gente acudió a protegerse sin el temor de que algo les cayera encima. Se abrieron algunas unidades deportivas, pero fue la gente la que tuvo que llevar sus cosas.

En este proceso, del martes al viernes que comenzó a llover, los damnificados estuvieron en el abandono de parte de las autoridades, tanto municipales como estatales, porque como toda tragedia rebasó sus capacidades financieras y administrativas, como lo dice en una intervención Adela Román Ocampo, presidenta municipal de Acapulco, al visitar a unos damnificados y les explicaba las razones por la lentitud en la elaboración de dictámenes de las condiciones de vivienda y efectivamente, eso es cierto y por eso existía el Fonden.

Hasta el momento hay quienes en su simpatía con el presidente López Obrador han justificado la desaparición del fondo, por la acción de políticos sin escrúpulos que hicieron de ese fondo su caja chica, repitiendo lo que dice el jefe del Ejecutivo. Lo cual puede ser cierto, insistimos, pero lo que no hay, es una respuesta para los que resultaron afectados y no tienen una vivienda a la cual regresar, tan es así que ya se están mudando y no pudieron soportar más tiempo durmiendo a la intemperie por las lluvias y porque nadie fue capaz de instalar un albergue medianamente ocupado.

Es claro y están en su derecho quienes simpatizan con el presidente López Obrador, pero a veces, también es necesario tener un poco de empatía con la desgracia ajena, más cuando alguien se queda sin un techo. La gente del poder siempre va a tener una vivienda a la cual mudarse, la gente del pueblo a veces solo tiene una casa y a veces ni eso.

Comparte con tus amigos










Submit