Día del niño

Día del niño

Comparte con tus amigos










Submit

Recientemente se festejó el Día del Niño, pero es innegable que existe el trabajo infantil, a pesar de estar penado por las leyes del país y en la entidad y de existir los derechos de la infancia. Sólo es cuestión de salir a la calle para darse cuenta que hay niños vendiendo chicles o pidiendo limosna, otros trabajan en el hogar, así como las niñas que se casan entre los 12 o 13 años de edad en La Montaña o que se van al campo a la cosecha con sus padres desde los seis años, con los pies descalzos y con alimentación inadecuada desde el vientre materno o al rayado de amapola en la Sierra; en el peor de los casos, sus padres los ignoran o los maltratan.

Aunque hay niños migrantes que por la altura cortan chiles en Guanajuato, pizcan tomatillos en Michoacán o cortan caña y café en Veracruz. Óscar Rangel Miravete, secretario del Trabajo y Prevención Social en la entidad señalaba hace un año que son poco más de 100 mil menores trabajando y el funcionario sentenció: Por trabajar, 20 mil niños no pueden ir a la escuela, por lo que se instaló una Comisión de la Erradicación del Trabajo Infantil, también se ha propuesto que existan empresas libres de trabajo con menores.

Un gran reto, para la sociedad es hacer visible el trabajo infantil para enfrentar este fenómeno que a la larga a todos afecta. Porque el trabajo infantil es aquel que priva a los pequeños de la libertad de jugar con otros niños, tan necesario a esa edad y que les perjudica en su desarrollo físico y dañan su dignidad, hecho que les acarrea trastornos psicológicos en el mediano plazo y moralmente los expone al riesgo de abandonar sus estudios en forma prematura porque el trabajo que realizan les consume la mayor parte del tiempo.

Comparte con tus amigos










Submit