Share
Días de diversión

Días de diversión

Los próximos, son días de fiesta, algarabía y emoción.

Desde las preposadas, pasando por las fiestas guadalupanas y hasta los días de efervescencia electoral.

Por eso desde ahora en muchos lugares comienzan los preparativos.

El año finaliza. Y al ambiente bullanguero está aquí. Todo huele a diversión.

En la capital, este domingo se pasea el Pendón por las principales calles como anuncio de la feria de Navidad y Año Nuevo.

Una verdadera verbena popular. Una tradición centenaria que une a los pueblos vecinos y los capitalinos se dan cita desde muy temprano para observar las danzas y al final del recorrido ya entrada la tarde, se lleva a cabo el porrazo del tigre.

Las bajas temperaturas comparadas ya con ciudades del centro del país, no son impedimento para que los capitalinos celebren en estos días.

Mucho menos, el poco presupuesto que mengua y que se aproxima a pasos agigantados la cuesta de enero.

Para los porteños, es la temporada en la que reciben el mayor número de visitantes, quienes buscan un clima agradable y un ambiente de celebración.

La economía de los guerrerenses se ve fortalecida, por lo que se debe hacer un mayor esfuerzo para mejorar la atracción de turistas de otras latitudes.

Y las campañas electorales o la ola de inseguridad que azota en algunas partes de la entidad, en el puerto se deben cuidar mucho a los visitantes.

Tampoco deben enturbiar el ambiente social y económico las campañas internas de los partidos políticos, mismas que ya comenzaron, todavía no están en todo su esplendor, y como es una época de reconciliación probablemente los candidatos se tomen también un descanso.

Se debe de colocar toda la infraestructura y equipamiento con que cuenta la entidad para atender a los visitantes.

Porque su destino turístico es el puerto, pero atraviesan otros lugares, y les atrae el ambiente campirano que se respira en algunos puntos de la entidad.

Y la comida exótica que también abunda.

Lo que sigue son días de diversión para los turistas y de trabajo para los que se dedican a ese sector de la industria sin chimeneas.

Que debe de aprovechar esta que es la mejor época del año para el turismo, porque de aquí hasta la temporada de semana santa, va a pasar un buen rato.

Esta debe ser una buena época del año para todos. Sin distinción de raza, sexo o color.

Es la coronación y evaluación de metas, de cierre de ejercicio fiscal y también de construcción colectiva de nuevos propósitos.

Ya se siente el ambiente navideño.

Por lo que el maratón Guadalupe-Reyes se aproxima a pasos agigantados.

Los próximos, serán días de fiesta, encanto y ebullición, correrá mucho alcohol, y las celebraciones estarán a reventar.

Después de la tragedia del temblor, lo menos que podemos hacer es disfrutar. Por lo que se augura un buen fin de año, de celebraciones, fiestas y diversión.

Correo: ariosp@unam.mx